-

WELLBEING EN LAS EMPRESAS

AdobeStock_151612351.jpeg

“Si cuidas de tus empleados, ellos cuidarán de tus clientes y tu negocio se hará cargo de sí mismo”. - J. W. “Bill” Marriott
A pesar de la creciente evidencia de lo contrario, todavía hay algunos que piensan que los programas de Bienestar son un lujo. Algunos se imaginan que es una zanahoria que Recursos Humanos puede colgar delante de los empleados con el fin de atraerlos y retenerlos. Otros dicen que es una herramienta de Marketing para demostrar a sus clientes y consumidores lo bondadosa y desinteresada que es la empresa.

En conversaciones con amigos empresarios, me han comentado: “soy constructor y en mi sector no se atiende al bienestar de los empleados”. Otro que se dedica al sector logístico me dijo: “mi gente no tiene tiempo para eso”, y otro amigo que tiene uno de los grupos de tiendas de moda más grande del país me comentó: “siento más importante cubrir las necesidades básicas de mis empleados (sueldo monetario) que invertir en esas tonterías”. Lo que tengo que decirles a todos estos críticos es: lo han malentendido.

Atrás se quedaron los días en los que las empresas se podían permitir el lujo de poner la salud de los empleados en segunda prioridad. El bienestar de los empleados no es la cereza en el pastel, es la base sobre la que la empresa construirá. Todos los estudios sobre el tema de bienestar lo confirman. Cuando emplea un equipo de trabajo sano, satisfecho y comprometido, su productividad aumenta, su influencia se expande y sus ganancias aumentan.

Me sorprendería si pensaras lo contrario. ¿Quién crees que va a ser más productivo vendiendo, revisando, cobrando, analizando o creando, el que está sano y con un estado anímico alto o el que no?, ¿realmente piensas que rinden lo mismo? ¿No es eso lo que hace que una empresa tenga éxito?

LOS DATOS DUROS

El ausentismo laboral y el bajo rendimiento, como consecuencia de un bajo nivel de salud física y anímica, tienen un costo anual estimado sobre la productividad de más de $450 mil millones al año por enfermedades cardiovasculares, $950 mil millones por obesidad y casi $2 mil millones por causas de estado anímico.

Estaremos de acuerdo en que el propósito de las empresas es ganar dinero para su dueño o sus accionistas, pero siempre ganar dinero. Para eso, las empresas necesitan contratar personas productivas, buscando de entre todas las opciones de personas las que más lo sean y brindarles herramientas de trabajo que les permita incrementar su productividad: oficinas bonitas, una buena gestión, buen trato, posadas de navidad, formación continua y un sueldo que los motive. Pero, ¿cuánto es el retorno sobre la inversión en programas de bienestar?

Las investigaciones más recientes sugieren que el bienestar es un elemento extremadamente poderoso que puede desempeñar un papel importante en el compromiso de los empleados, la productividad organizacional, la retención de talento, creatividad e innovación. Los programas de bienestar se han convertido en una herramienta estratégica que puede agregar valor real al crecimiento de la facturación global y a los resultados en cuanto a la rentabilidad.

Les puedo compartir que los programas de Bienestar son una gran inversión, que tienen un retorno de la inversión (ROI) envidiable y que en México además es deducible. Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene, el ROI está entre el 250% y el 480% dependiendo del sector, región y nivel salarial. Estos datos se confirman por el Foro Económico Mundial que confirma un ROI medio a nivel mundial del 327% y Corporate Wellness Magazine en 400%. ¿Aunque solo fuera un ROI del 250% no lo tomarías?

En contraparte, se contempla un ahorro promedio por empleado al año de MXN $12.950 (USD $700), lo que corresponde a más de MXN $1.000 al mes. Esto se debe, entre otros muchos factores, al aumento de la productividad, reducción de costos de salud, reducción del ausentismo, mejora del clima laboral y mayor factibilidad para retener y atraer al talento.

LA PERSPECTIVA DEL EMPRESARIO MODERNO

Cuando me detengo a pensar sobre el bienestar de los empleados y lo que hemos logrado en RHHR Group® con nuestros programas de salud física y anímica, me gusta alejarme de mis responsabilidades cotidianas y verlo desde la perspectiva de un empresario. Estoy convencido de que ninguna empresa, ya sea grande o pequeña, con 100 años de antigüedad o nueva, puede ya tener un éxito sostenido sin prestar atención al bienestar de su gente; y la gente no puede tener éxito sin sentirse bien todos los días. Considerando esto, es evidente la importancia de implementar un programa de bienestar en cada empresa, sin importar el tamaño, demografía, ubicación o servicio/producto que ofrece.

Sin embargo, ¿cuál será la razón por la cual muchas personas siguen viendo el bienestar como un privilegio? ¿Por qué será que algunas empresas crean culturas enteras alrededor del bienestar y otras no? ¿Qué las hace especiales?

PERSONAS SANAS = BUEN NEGOCIO

Los hechos son los siguientes, cuando las personas están sanas son más productivas, trabajan mejor, son más rápidas, más ágiles, se adaptan mejor a cualquier cambio, colaboran con mayor facilidad, son más felices, ayudan a otros y son más eficientes. Los trabajadores insalubres suelen tener más faltas, su ausentismo es más del doble que las sanas, son menos rápidos, se cansan antes y en cuestiones de felicidad, suelen serlo menos. ¿Quién prefieres en tus equipos?

No es de extrañar por qué: vivimos en un mundo acelerado, ocupado y lleno de constantes distracciones. Estamos constantemente marcados con tecnología y siempre en movimiento. Es por eso que es tan refrescante entrar en una empresa donde se siente que el ambiente es diferente, donde la gente parece motivada, emocionada, inspirada, alegre y realmente cercana.

Mi experiencia con el bienestar corporativo me lleva a recordar las instalaciones de Google en Mountain View, CA y la razón por la que Google mantiene su estatus como una de las 100 mejores empresas para trabajar año tras año. Google no solo crea puestos de trabajo, sino crea una cultura en la que las personas son valoradas y apreciadas todos los días. En sus oficinas se tiene un plan integral de bienestar y alimento sano disponible durante todo el día, todos los días. Como resultado, los empleados se sienten cuidados y valorados.

Por supuesto que no todas las empresas son tan lucrativas o tan grandes como Google y tal vez los recursos que muchas otras empresas le pueden destinar al bienestar no son tan grandes. Sin embargo, cada empresa tiene la capacidad de implementar algún tipo de programa de bienestar en su lugar. ¡Los que ofrece RHHR Group® son de los mejores del mercado, empiezan en 89 pesos al mes y son deducibles! ¿89 pesos al mes se sale de tu presupuesto?

COSAS QUE DEBES SABER SOBRE LOS PROGRAMAS DE BIENESTAR

Aunque solo un estimado del 25% de las Pymes y el 80% de las grandes empresas tienen programas de bienestar, es un hecho que está de moda. Cada día son más las empresas que por cambio de cultura o para incrementar la productividad, así como mejorar la atención y reforzar la retención del talento, adoptan programas de este tipo.

Algunas empresas van con todo. Invierten en sus empleados, ofrecen beneficios de bienestar y elaboran estrategias para la salud de los empleados. Otros hacen el bienestar en una escala más pequeña y ofrecen solamente las necesidades básicas. Todo depende de la cautela con la que la Dirección ve el ROI de este proyecto. Lo importante es que poco a poco se esté pensando más en la salud de los empleados y reconociendo el papel que juega el bienestar en el desempeño de sus colaboradores.Ya sea una empresa experimentada o nueva, grande o pequeña, todo programa de bienestar contribuye a crear un entorno empresarial más saludable. Sea cual sea la situación, hay ocho cosas que debes saber sobre el bienestar de los empleados.

NO HAY UNA SOLA DEFINICIÓN CORRECTA

No hay manera correcta de hacer un programa de bienestar. Estos pueden ser diferentes de empresa a empresa; debe adaptarse y hacerse relevante para sus empleados, no al revés.

La base de cualquier programa de bienestar es el enfoque en la prevención. Algunas empresas eligen empezar por un análisis de los riesgos de salud, otras en programas de vida saludable, programas de nutrición o apoyo psicológico. También existen esfuerzos puntuales que se enfocan en la educación y ferias para la salud. Todavía otros eligen asuntos específicos para centrarse en cómo dejar de fumar o concursos para bajar de peso. Todas pueden ser excelentes opciones en la construcción de un programa global de bienestar, relevante para cubrir las necesidades específicas de tus equipos.

FÁCIL DE IMPLEMENTAR

Los programas de bienestar son fáciles de manejar. Muchas empresas ni siquiera tienen una posición específica designada para administrar estos programas. Eso es porque los programas de bienestar pueden ser manejados fácilmente por un comité o incluso agrupados dentro de las funciones y responsabilidades de Recursos Humanos.

Con la gran cantidad de información que existe y las empresas como RHHR Group, que con la alianza con Prosanté, tiene sólidos equipos de médicos, nutriólogos y psicólogos especializados en este tipo de programas. Somos una empresa que cuenta con la experiencia de expertos dedicados a la salud de los empleados, englobado en una metodología fácil de implementar, con resultados comprobados y a un costo de 89 pesos al mes deducible.

PUEDEN SER ALTAMENTE INCLUSIVOS

Algunas personas temen que los programas de bienestar solo están dirigidos a los Millennials. La verdad es que el bienestar es increíblemente inclusivo. La investigación nos ha mostrado que dando un apoyo holístico como lo hace RHHR Group® con sus cuatro planes de bienestar (blue, silver, gold y black).

Nuestros programas de bienestar ahora abordan aspectos de salud, nutrición y apoyo psicológico emocional. Están diseñados para incluir a todos los niveles dentro de la empresa, programas que en algunos casos, se han hecho extensibles a los familiares de los colaboradores.

VAN DE LA MANO DEL DESARROLLO TECNOLÓGICO

La tecnología ha evolucionado mucho y nuestros programas de bienestar han trabajado para mantenerse al día, integrándose con las plataformas digitales que permiten que los colaboradores tengan acceso a su información y bibliotecas de salud en todo momento.

Esto nos ha permitido recolectar y rastrear datos de bienestar con mucha más agilidad, informando sobre áreas de mejora. A medida que los colaboradores rastrean su actividad, pueden mejorar su conocimiento e interés por seguir participando en los programas sin necesidad de grandes incentivos.

PUEDEN ADAPTARSE A TU CULTURA CORPORATIVA

Aunque existen áreas básicas de salud física y anímica que se deben atender, cada empresa puede tener necesidades específicas. El bienestar es adaptable y es importante tomar información de salud basada en la evidencia de los análisis e integrarla con su cultura de empresa específica.

Trabajamos con sus empleados para aprender lo que valoran en el camino hacia una mejor salud. También buscamos actividades en las que sus colaboradores quieren formar parte y abordar problemas que vemos que realmente son un reto dentro de tu empresa.

SON APRECIADOS

Gracias a los resultados positivos, una gran mayoría de las empresas con las que trabajamos incrementan su presupuesto para programas de bienestar anualmente. Desde que se lanzó Prosanté hace casi cinco años, registramos que la popularidad y participación aumentó con un factor del 94%. Cada vez más empresas nos buscan por casos donde la contratación de talento se frena por no tener un programa de bienestar o personas que se han ido a empresas de la competencia por sentir que les iban a cuidar más en otro lado.

SON MUY RENTABLES

Para las empresas, se ha demostrado que los programas de bienestar tienen un rendimiento medio de la inversión (ROI) de alrededor de entre el 250% y el 500% (media 350%). Fuera de las ganancias financieras directas, las empresas han visto reducciones en el ausentismo de los empleados, la rotación de personal y su nivel de estrés.

Estos programas pueden conducir a una mayor disposición a cambiar los comportamientos frente a temas de salud, aumento de la ingesta de frutas y hortalizas, disminución en peso corporal, aumento de la adopción de dejar de fumar y mejorar la salud anímica y mental.

ESTÁN DISEÑADOS PARA LOS EMPLEADOS

Muchas empresas se centran únicamente en el beneficio financiero directo y los ahorros que un programa de bienestar le puede proporcionar a los empleados. Pero no todo se trata de ROI corporativo. En el fondo siento que la mejor manera de calcularlo es el valor añadido a la empresa y su capital humano.

Los programas de bienestar se deben construir con y para los empleados. Deben estar diseñados para ayudarlos a aprender y elegir estilos de vida saludables. En última instancia, sus empleados deben ser el foco de su programa de bienestar.

CONCLUSIÓN

Entonces, ¿cómo instalar un programa de bienestar que es eficiente, inteligente, escalable y orientado a objetivos? Tenemos cuatro planes ya diseñados para lograr los mejores objetivos y que se adaptan a crear este tipo de cambio de cultura. Puede tomar tiempo romper viejos hábitos y desarrollar nuevos. Las empresas, como la gente, tardan en lograr un cambio. La solución no es inmediata, pero empezar es más fácil de lo que piensas. ¿Qué plan tiene tu empresa para el 1ro de enero de 2018? ¿Quieres que hablemos para ver cómo te podemos apoyar?


GustavJ-01-2.png

Autor: Gustav Juul