.

PUROS DON MIGUEL: PREPARACIÓN Y MANTENIMIENTO DE HUMIDOR DE PUROS


Fumar puro tiene su chiste y ahí está el detalle. Un buen tip para quienes invierten en puros, además de seleccionarlos por su origen, ya sean Nicaragüenses, Hondureños, Dominicanos, Semillas Cubanas sembradas en México y Habanos, es tener la garantía de que nuestro lote de puros perdurará a través del tiempo. Por ello, todo inicia con la preparación, mantenimiento y una muy buena selección de un mueble humidor de cedro (madera estufada o tratada) y, si trae tecnología SureSeal, ¡mucho mejor aún!

A continuación comparto seis puntos importantes a tomar en cuenta a la hora de cuidar de nuestro lote de puros.

1. CALIBRACIÓN DEL HIGRÓMETRO

Existen dos métodos de calibrar un higrómetro analógico. El método recomendando y el más preciso es colocar el higrómetro con una solución salina en una caja pequeña de plástico. Se debe colocar una cucharada de sal y humedecerla con unas gotas de agua; es muy importante que sean solo unas cuantas gotas, entre 4 y 7. La sal no debe disolverse, sino absorber el agua. Después, coloque el higrómetro y la sal en una caja plástica bien sellada y espera unas ocho horas, hasta que la caja alcance una humedad del 75% y posteriormente ajusta la aguja del higrómetro con un destornillador para indicar la humedad del 72%.

El segundo método es quitar el higrómetro del humidor y envolverlo en un paño húmedo. Espera aproximadamente una hora y luego ajusta el higrómetro con un destornillador en 96% de humedad relativa y déjalo 24 horas a que baje por sí solo.

Captura de pantalla 2017-03-02 a la(s) 10.58.02.png

2. LLENAR PASTILLA HUMIDIFICADORA

Coloca el humidificador en un plano y humedécelo con la solución especial para puros y/o agua destilada (para el humidificador). Mantén el humidificador en el líquido durante una hora aproximadamente y tan pronto como haya absorbido suficiente líquido, agítalo para quitar el exceso. Después, saca el humidificador con un paño y colóquelo en el humidor.

3. HUMEDECER PAREDES INTERNAS DE CEDRO

Las paredes internas del humidor, las divisiones y bandejas deben limpiarse con un paño humedecido, ya sea con agua y/o alcohol para revivir el aroma de la madera de cedro. Para hacerlo, coloca un vaso de agua destilada y déjalo durante tres días con el humidor cerrado. Si antes calientas un poco el agua, se absorberá más rápidamente y el humidor podrá utilizarse en tan solo un día. Luego del tiempo necesario, las paredes del humidor deben haber absorbido la humedad suficiente.

4. VENTILACIÓN DEL HUMIDOR

Se debe ventilar el humidor al menos una vez cada dos semanas para abastecerlo regularmente con aire limpio (excepcionalmente también para los que son fabricados con el sistema SureSeal Technology Standard).

Captura de pantalla 2017-03-02 a la(s) 10.58.16.png

5. TEMPERATURA IDEAL PARA ALMACENAMIENTO

La temperatura ideal está entre 18º y 21ºC. Una temperatura menor, por debajo de los 12ºC, impide el proceso de añejamiento de los puros, sean Dominicanos, Hondureños, Nicaragüenses o Habanos.

Es por ello que las frías bodegas de vino son solo apropiadas para almacenar puros hasta cierto punto, aunque son mucho peores las temperaturas elevadas. Una temperatura de más de 24ºC puede causar propagación de la broca o piojo del tabaco, perforando los puros. Por lo anterior, nunca debes exponer el humidor a la luz directa del sol.

6. CADUCIDAD DE LOS PUROS ALMACENADOS

Los puros, en óptimas condiciones de humedad, pueden almacenarse en un humidor por un período de tiempo indefinido, siempre y cuando se mantenga la humedad relativa entre 68-72% (% óptimo sugerido) y con revisiones periódicas. Los puros de alta calidad desarrollan un sabor especial después de estar almacenados por un largo período de tiempo. Por ejemplo, en Gran Bretaña, es costumbre almacenar los puros para acentuar el sabor a tabaco. Los aromas de cedro, tabaco, piel (cuero) y de algún buen digestivo siempre estarán ligados a momentos placenteros.

Recuerda que todos los Habanos son Cubanos, más sin embargo, no todos los puros hechos en Cuba son auténticos Habanos. Por ello, sugiero siempre otras mejores opciones, invitándote a degustar buenos puros de cepa: semillas Cubanas sembradas en Nicaragua, Dominicana, Honduras, entre otras.


Autor: Marco H. –Mar / Director Comercial / Puros Don Miguel

 e. marcomar@purosdonmiguel.com

w. www.purosdonmiguel.com