.

MOTIVACIÓN: LA IMPORTANCIA DE ENCONTRAR UN PROPÓSITO

AdobeStock_57325018.jpeg

“Esa es nuestra principal perdición, que vivimos no según la luz de la razón, sino a la manera de los demás”. - Seneca

Una antigua historia nos cuenta de tres albañiles esforzándose al desempeñar su trabajo. Cuando se les preguntó lo que estaban haciendo, el primero respondió: “estoy poniendo un ladrillo encima del otro.”; el segundo respondió: “estoy ganando ocho centavos por hora.”; y el tercero dijo: “estoy construyendo una catedral, una casa de Dios”. Los tres estaban desarrollando la misma función, pero el propósito y el significado que le encontraron era completamente diferente.

Algo que es significativo para una persona, puede ser inconsecuente para otra. Sin embargo, lo que hace que el trabajo valga la pena para uno depende de nuestra cultura, la situación socioeconómica y cómo nos enseñaron a ver el mundo: nuestra personalidad. Un académico podría encontrar valor en el estudio, un ingeniero en una construcción, un artista en la belleza, un militar en la seguridad de su país, un financiero en la estabilidad de su empresa, un comercial en el crecimiento de la misma y una ama de casa en ser la que une a la familia. Todos tenemos varias “catedrales” por construir, unas familiares, otras espirituales y otras laborales.

Según mi experiencia, lo significativo no es el qué, sino el porqué. Sea el proyecto que sea, Catedral, Sinagoga, criar a un hijo o atender a un cliente, para mí, es construir catedrales, pero depende de nosotros darnos cuenta qué estamos construyendo.

¿QUÉ HACES?

Nuestro trabajo es una gran parte de nuestra identidad y ofrece una visión de lo que es importante para nosotros. Al ser así, no sorprende que una de las primeras preguntas que la gente hace cuando conoce a alguien nuevo sea: “¿qué haces o a qué te dedicas?”.

A diferencia de la Psicoterapia, línea de la Psicología que busca encontrar respuestas en el pasado, el coaching se concentra en el futuro, en lo que está por llegar. En esta área de RHHR Group hemos encontrado que un aspecto particularmente interesante de análisis que hacemos con nuestros coaches es encontrarle el propósito al trabajo que están desarrollando. A través de nuestros expertos hemos recogido nuevas ideas, mostrando que tener un trabajo que “hace sentido” es la fuente más importante de motivación para el trabajador y de gran valor para la empresa.

¿CUÁL ES LA NORMA?

Encontrar un propósito en el trabajo ha demostrado muchos beneficios: aumentar la motivación, el compromiso, empoderamiento, desarrollo profesional, satisfacción laboral, desempeño individual, disminuir el absentismo y lograr un sentido de realización personal.

Desafortunadamente, no es una norma que las personas sientan un propósito con su trabajo. Según el informe de Gallup Inc., solo el 12% de los empleados están comprometidos con sus empresas y sienten un propósito con su trabajo. El 88% restante no están comprometidos o activamente desconectados en sus trabajos. Gallup define a los trabajadores no comprometidos como aquellos que están retirados, invirtiendo tiempo pero sin mucha energía o pasión. Mientras tanto, los trabajadores activamente desvinculados, actúan en su infelicidad, absorbiendo más tiempo de sus gerentes y socavando lo que sus compañeros de trabajo logran.

Según el informe, el compromiso también depende del nivel de estudios. Hay un 50% más de personas comprometidas con carreras largas que personas con estudios básicos y hay menos de la cuarta parte de las personas que manejan un equipo que tienen la característica de encontrar un propósito con el trabajo que desarrollan en la empresa. El nivel de sentido de pertenencia de los equipos comerciales también es catastrófico, solo el 16% dice importarle la empresa. Esa desconexión a todos los niveles le cuesta mucho a las empresas.

ENCONTRAR  UN PROPÓSITO

Por supuesto, hay diferentes maneras de encontrar sentido en el trabajo, depende de varios factores culturales y socioeconómicos, nivel de estudios y de personalidad; el último es sumamente importante. Todos conocemos a personas que independientemente a lo que se dediquen, encuentran la forma de amar lo que hacen. El común denominador es la personalidad que tienen y por ello, la capacidad de encontrar un propósito en cualquier cosa que hagan. Las personas que logran encontrar ese propósito sienten que su trabajo es altamente significativo, ya sea desde barrer la calle hasta manejar una gran empresa. Su conexión personal con el trabajo hace que incluso las tareas más triviales las sientan significativas.

A menudo, la experiencia de una llamada viene con beneficios sociales. Las personas que logran ver ese propósito también sienten que están trabajando para algo más grande que ellos mismos, dándoles una profunda conexión con la comunidad. 

EVALUACIÓN DE PERSONALIDAD

En RHHR Group estamos convencidos de que encontrar un propósito a lo que hacemos está arraigado en la personalidad de cada uno. Por ello, hemos traído a América Latina una herramienta moderna de evaluación de personalidad laboral desarrollada por la empresa escandinava, Master International.

Porcentaje de nivel compromiso de los colaboradores según su país.

Porcentaje de nivel compromiso de los colaboradores según su país.

Esta herramienta evalúa tres componentes de la personalidad: la fuerza del ego, los factores sociales, el estilo de trabajo y cómo estos influyen en el desempeño laboral. No existe una respuesta correcta o incorrecta, pero sí un perfil de éxito muy medible por cada empresa. Es decir, dentro del mismo sector podemos encontrar empresas con las que somos altamente compatibles y otras para las que es mejor que no trabajemos.

Como se podría imaginar, la personalidad de los empleados y su capacidad de lograr encontrar un propósito, afecta directamente cómo desarrollan su trabajo, vinculado con factores que afectan positiva o negativamente a su empresa como: el clima laboral, compañerismo, atención a clientes, facturación, reputación, crecimiento, errores y faltas por indiferencia o directamente inducidas.

En RHHR Group hemos descubierto que estas personas se sienten más apegados a la empresa o su lugar de trabajo que los otros, seguramente porque éste se percibe como fundamental para ayudarles a alcanzar sus metas. Es difícil ser un director sin equipo o un albañil sin obra.

¿EXISTE UN PROPÓSITO PARA TODOS?

¡Yo estoy convencido de que sí! No tienes que convertirte en un albañil para construir una catedral. Para ello se necesita una gran comunidad que colabore de manera directa o indirecta para que se logre levantar. Hasta el transportista que lleva el material ha dado su aportación a la construcción.

En las empresas pasa lo mismo. Si en este momento no encuentran el propósito, en vez de quedarse igual, deberían redefinir cómo interpretar lo que están haciendo para que, de esa manera, sea significativo en lo personal. Existen las siguientes cinco maneras de encontrar el propósito:

OLVÍDATE DE TU SUELDO Y NIVEL JERÁRQUICO

Al propósito no le importa el dinero o los títulos “nobiliarios”. En cualquier rango o puesto, las personas pueden encontrar un significado que para ellos le da valor a lo que hacen. El dinero, reconocimiento y los cargos son derivados o consecuencia de un propósito claro.

CAMBIA LO QUE  PUEDAS CAMBIAR

En Dinamarca se dice: “sé el herrero de tu propia felicidad”. La verdad es que cualquier trabajo tiene elementos que te pueden hacer sentir mal, pero la mayoría de las personas tienen un cierto margen de maniobra para ajustar sus tareas y desarrollo dentro de la empresa. En algunos casos, agregar tareas satisfactorias puede beneficiarte, incluso si aumentas la carga de trabajo.

RELACIÓNATE

Cualquiera puede cambiar las relaciones en el lugar de trabajo. Una empresa es un lugar sumamente social, por lo que trabajar en una “burbuja” hace que pierda sentido. Por muy interesantes que sean las funciones que uno tiene, si están desarrolladas en un lugar de trabajo donde el ambiente entre compañeros es tóxico, puede drenar el significado de los trabajos más gratificantes. ¿De quién depende? De alguien que da el primer paso.

CAMBIA TU  PUNTO DE VISTA

Una persona puede replantear la forma en que él o ella piensa acerca del trabajo. La persona responsable de la cobranza en una empresa puede no gustarle “andar de cobrador”, pero si siente que la labor que desarrolla es crucial para que los empleados cobren su sueldo a tiempo y que a raíz de ello está aportando a la estabilidad de cientos de familias, vuelve a tener mucho propósito. “Cuanto más buscas los beneficios de lo que estás haciendo, más te alimenta psicológicamente”.

MARCA LA DIFERENCIA

Encontrar algo en lo que puedes hacer algo mejor, ya sea a nivel organizacional o en un contexto social más amplio, es de gran importancia para acercarse a un propósito propio dentro de una organización. Son tanto las grandes, como las casi imperceptibles las que cuentan.

¿QUÉ HAY DEL EQUILIBRIO?

La verdad es que nada en el sentido tradicional del equilibrio. El equilibrio trabajo-vida no significa un equilibrio igual, como tratar de programar un número igual de horas para cada una de las diversas actividades laborales y personales; esto suele ser poco gratificante e irreal. La vida es y debe ser más fluida que eso.

El mejor equilibrio individual de trabajo y vida varía con el tiempo, a menudo diariamente. El equilibrio correcto de hoy probablemente será diferente para ti mañana y el equilibrio adecuado cuando estás soltero será diferente cuando estés casado o con hijos. No hay perfecto estable en el tiempo, sino perfecto en el momento.

Sin embargo, en el núcleo de una definición eficaz del equilibrio se encuentran dos conceptos cotidianos clave que son relevantes para cada uno de nosotros: el propósito y el placer, ideas casi engañosas en su simplicidad.

PROPÓSITO Y PLACER

Fijar un significado más completo de estos dos conceptos nos lleva la mayor parte del camino hacia una definición del equilibrio dinámico entre trabajo y vida personal. Propósito y placer responden a la gran pregunta: “¿Por qué?”.

La mayoría de nosotros ya tenemos una buena comprensión del concepto de propósito, pero vamos a explorar el concepto del placer un poco más. Como parte de una definición relevante del equilibrio entre trabajo y vida personal, el placer no solo significa felicidad, sino también orgullo, satisfacción, celebración, amor y sentido de bienestar.

Propósito y placer son el frente y reverso de la moneda de valor en la vida. No se puede tener uno sin el otro, no más de lo que se puede tener una moneda con un solo lado.

Un amigo y gran persona me dijo un día platicando sobre la vida: “¿Sabes qué? Mi filosofía de vida es bastante simple. Cuando me levanto mi objetivo es dedicarle un poco de tiempo a cumplir mis propósitos de ese día, y ese mismo día quiero encontrar un poco de placer, y si hago ambas cosas ese día, voy a tener un buen día y si hago ambas cosas todos los días, por el resto de mi vida ... voy a tener una vida bastante buena. ¿No crees?”

¿DE QUIÉN DEPENDE?

“¿Cuándo debemos vivir si no ahora?".  - Seneca

Encontrar nuestro propósito no depende de nadie más que de nosotros mismos. Hay excelentes líderes que apoyan a sus equipos a encontrar el propósito y malos jefes que parecen decirnos: “te voy a dar un trabajo aburrido y depende de ti hacer algo bueno con él”.

Sea como sea la persona a la que reportemos, no depende de nadie más que de nosotros mismos el darnos cuenta de cuál es nuestro propósito y si estamos en una empresa en la que lo podemos lograr. Nos debemos a nosotros mismos el encontrar la manera de sacar el máximo provecho de lo que tenemos. Después de todo, muchos pueden no tener el poder de cambiar sus organizaciones, pero pueden cambiar la forma en que enmarcan sus propias tareas.

¿Por qué no tomar 20 minutos en el camino al trabajo o volviendo a casa para decidir cuál será tu propio propósito del día y de qué forma te complacerá? Antes de llegar, concéntrate en cómo lo vas a lograr y luego actúa en consecuencia cuando camines por la puerta.

Conceptos simples y una vez que te centres en ellos como componentes clave de tu día, será más fácil implementarlos. Por lo tanto, proponte que suceda, para ti, tu familiay todas las personas a tu alrededor… todos los días, por el resto de tu vida, llénala de propósito y placer.


GustavJ-01-2.png

Autor: Gustav Juul / Presidente & CEO / RHHR Group

w. rhhrgroup.com

e. contacto@rhhrgroup.com