-

EL RETO: PASAR DE LA IDEA AL NEGOCIO

LIFESTYLE7.png

¿Cuántas veces hemos soñado con una idea de negocio que no nos deja dormir? Nos levantamos de la cama y nos persigue todo el día. Lo compartimos con ese amigo que siempre está dispuesto a escucharnos, se sorprende, le gusta nuestra idea, la hace suya y nos dice: “¡Vamos a realizarlo!”. Es justo en ese momento que despierto del sueño y que enfrento mi realidad cuando me pregunto: “¿Qué sigue? ¿Cómo inicio? ¿Cómo le hago?”

A muchos jóvenes y no tan jóvenes, de cualquier estrato social, nos pasa esto, ya sea un estudiante, un técnico y hasta un egresado universitario.

Tengo 27 años como profesor universitario y 19 años ofreciendo servicios de capacitación y consultoría en las MIPYMES, y es mi intención compartir mi opinión y experiencia.

¿CÓMO NOS ENFRENTAMOS PARA HACER REALIDAD NUESTRA IDEA DE NEGOCIO?

Cuando hablamos del emprendedurismo actual en México, no se compara a lo que era hace algunos años. Hoy en día podemos encontrar muchas formas de acceder a recursos, conocimientos y financiamientos para emprender nuestra idea. Ahora estamos viviendo una revolución emprendedora encabezada por jóvenes, donde la edad, falta de experiencia y recursos no son impedimentos para desarrollar una buena idea de negocios.

EL CAMINO PARA EMPRENDER UN NEGOCIO EXITOSO

1. ¡Baja tu idea!

Un negocio exitoso inicia con una buena idea. Busca resolver un problema de forma creativa e innovadora que supere la imaginación del cliente.

2. Desarrolla tu modelo de negocio

Una vez que tengamos la idea, es hora de bajarla utilizando el modelo Lean Startup; una metodología para el desarrollo de negocios y productos, con ella planeas, analizas, rediseñas pruebas y evalúas tu idea de negocio con el objetivo de que tu idea no solo sea innovadora, sino que también genere recursos para seguir creciendo.

Es muy importante que mientras desarrolles tu modelo de negocio te concentres en los siguientes puntos:

- Propuesta de valor

Crea el motivo por el cual los clientes van a preferir tus productos o servicios sobre los de la competencia: haciéndolo diferente.

- Pon a prueba tu propuesta

Es fundamental que, antes de que embarques en esta nueva aventura, identifiques a tus consumidores potenciales que estarían dispuestos a probar tu producto o servicio. Si es necesario, se deben hacer modificaciones al prototipo o al modelo de negocios, adaptándolo a los gustos y preferencias corroboradas en el mercado.

Si no cuentas con los recursos para poder validar tu propuesta, existen plataformas que te pueden ayudar como el crowdfunding o financiamiento colectivo, una forma de buscar financiamiento de parte de las masas, donde publicas tu proyecto y lo difundes para alcanzar el mayor número de donaciones o inversionistas en un tiempo determinado. Generalmente se busca recurso para el arranque del proyecto o para el diseño de prototipos y para obtener la validación del mercado; entre las plataformas están: Play Business, Fondeadora, Crowdfunder, Goteo, Dremit, entre otras.

3. Plan de negocios

Ya contamos con una idea sólida y sustentable, ahora es necesario empezar a planear. En esta etapa es cuando pasamos de la idea a la empresa y el plan de negocios nos ayudará a identificar la viabilidad del mercado, técnica y financiera, desarrollando las siguientes áreas:

  • Naturaleza del negocio: En esta etapa se define la esencia y razón de ser de nuestro emprendimiento.
  • Mercadotecnia: Aquí conoceremos a fondo nuestro mercado meta y desarrollaremos las estrategias mercadológicas para lograr nuestros objetivos de mercado y financieros.
  • Producción: Son todas las actividades y procesos que debemos realizar para producir de manera eficiente nuestros productos o servicios.
  • Organización: En esta etapa se define la estructura organizacional, para la adecuada operación de la empresa.
  • Finanzas: Aquí se consideran todos los costos, gastos e ingresos pronosticados y proyectados para identificar la viabilidad financiera del negocio, así como definir su personalidad jurídica. 
    Existen varios programas y organizaciones que te pueden apoyar en la elaboración de tu Plan de Negocios, una de ellas son las incubadoras, las cuales ofrecen capacitación y asesoría en el desarrollo de cada etapa de tu proyecto.

4. Financiamiento

¡Enhorabuena! Haz llegado hasta aquí, pero no cuentas con el recurso suficiente para emprender, ¡no te desanimes! Existen varias Instituciones que te pueden apoyar para adquirir los recursos que necesitas para emprender tu idea de negocio. Algunas de ellas son:

- Familia y amigos: Platícales de tu idea de negocio, siempre sustentado con tu Plan de negocios.

- Instituto Nacional del Emprendedor: INADEM lanza cada año convocatorias a nivel nacional donde apoyan con recursos, equipos, financiamientos y capacitación a emprendedores de 18 a 70 años.

- Asociación Mexicana de Capital Privado: Cuenta con varios fondos para el desarrollo de la industria y el desarrollo de emprendedores. Los inversionistas toman posiciones accionarias y aportan recursos, conocimiento y experiencia para el crecimiento de la empresa.

- Ángeles Inversionistas: Los ángeles son inversionistas que están interesados en emprendedores que buscan financiamiento para desarrollar su idea de negocio, estos aportan el capital y su experiencia en los negocios. Se caracterizan por utilizar fondos propios y no de terceros; como: Angel Ventures, Angel Investment.

- Club de inversionistas: Son un grupo de inversionistas privados que tienen como objetivo invertir en negocios y proyectos de alto potencial en etapas tempranas, cuentan con diferentes fondos donde los emprendedores presentan su proyecto. Además del capital, este tipo de instituciones ofrecen los conocimientos, experiencia y contactos para el crecimiento de las empresas; entre ellos: Club de inverionistas, Innovateur Capital.

Ya tienes las herramientas para enfrentar el reto de emprender tu idea de negocio, todo depende de ti, solo falta tomar la decisión.


Juan L-01.png

Autor: Juan López Wade / Director / Wade Consulting

w. www.wadeconsulting.com.mx

t. (993) 500 0209