-

IOS FERRARA PORTER GO

shutterstock_389893837.jpeg

Escapes desde San Francisco

Cuando planees un viaje a esta encantadora ciudad californiana, separa unos cuantos días para alguno de los destinos espectaculares que tiene muy cerca. Renta un auto y en dos horas estarás entre los viñedos de Napa Valley, en el cálido pueblo de Carmel o en la majestuosa naturaleza de Big Sur. Cualquiera que elijas, será el complemento perfecto para el ritmo citadino de San Francisco.

Napa Valley

94 km al norte / 3-5 días

La entrada al Valle es por la ciudad de Napa o el pueblo de Yountville. A éstos les suceden un rosario de pueblos cuyas fronteras sólo serán importantes para quiénes hacen vino, porque uno cruza de uno a otro sin siquiera notarlo: Santa Helena, Rutherford, Calistoga, Oakville... En el camino entre éstos van saliendo letreros con nombres familiares como Mondavi, Honig, Stags’ Leap, Cakebread, Opus One,  Duckhorn... uno tras otro, y entonces sabes que estás en el paraíso del vino. La mayoría de las bodegas están abiertas de 10 a.m. a 4 p.m. y son pocas las que requieren cita. Algunas imperdibles: Poetry por sus vistas, Caymus por su degustación de cinco vinos épicos por 50 dólares, Long Meadow Ranch por su menú maridado, Chateau Montelena por su historia y Opus One por su arquitectura. Así que haz tu lista, traza la ruta, renta bicicleta o encomiéndate a Uber.

Carmel

195 km al sureste / 2 días

La mitad del encanto es el camino a Carmel desde San Francisco por la Ruta 1 que bordea la costa. La primera parada será sin duda en Half Moon Bay: la vista de los surfers en la bahía desde lo alto es irresistible. Luego de esa vendrán otras, ya sea por el paisaje o para comer un clam chowder en Sam’s o algo más en forma en Nepenthe’s. Al cabo de unas horas —dependiendo qué tantas veces paraste a tomar foto— llegas a Carmel, un pueblo tranquilo de casas estilo colonial con un ambiente muy familiar. Para vivir la experiencia completa, hospédate en L’Auberge Carmel o en La Playa Carmel. El día es para estar en la playa —para nadar recomendamos un wetsuit— para ir en bicicleta a Pebble Beach, o hacer un caminata en la reserva de Point Lobos. Para una cena de altura reserva en Aubergine, para un bistro más informal dirígete a La Bicyclette.

Big Sur

234 km al sureste / 2 días

Big Sur se puede visitar desde Carmel en un día; pero también hay varios hoteles para consentirse un fin de semana, como el Post Ranch Inn o el Ventana Inn & Spa (sólo adultos). Desde Carmel puedes hacer la Soberanes Trail, en el parque Garrapata: un circuito impresionante de 7.5 km que te lleva por humedales hasta la playa, luego asciende al Soberanes Point (desde el que puedes ver ballenas e ideal para un picnic) para volver por un cañón sombreado por sequoias. Si quieres conocer la otra cara de Big Sur, el lado este de la carretera, el más boscoso, haz la ruta Ewoldsen: un circuito de 4.8 km que cruza recurrentemente un arroyo entre sequoias y formaciones rocosas gigantes. La entrada está casi 60 km al sur de Carmel, en el parque Julia Pfeiffer Burns. Recuerda vestirte en capas, llevar impermeable y bloqueador; el clima es muy cambiante.


1360_13498_fv-sin-fondo-2.png

Redacción de Ferrara Porter

e. info@ferraraviajes.com

w. www.ferraraviajes.com