LEYENDA DEL MEZCAL

IMG_0310.jpg

Si alguna vez ha existido alguna duda de que con los alcoholes los Dioses y hombres se igualan entre sí, la leyenda de la creación del mezcal la disipa.
Había una vez una Diosa insensible y soberbia. Su cuerpo semejaba el tronco de un agave, pero no eran pencas lo que de él sobresalía, sino cuarenta mil senos. De ellos brotaba el elixir que consumían quienes la veneraban en la tierra; era Máyatl, deidad zapoteca del mezcal.

Fría e inasible, se conectó por primera vez con sus sentimientos y sentidos cuando comenzaron a formarse unos gusanos en su corazón. Máyatl quedó para siempre atrapada y fue así que conoció la excitación, el deseo y luego el amor. Muy pronto, se enamoró de un valiente guerrero llamado Chag. A pesar de que también se sentía atraído a Máyatl, Chag era incapaz de aspirar a una diosa, no se consideraba digno de sus favores.

Fue un amor imposible hasta que un día Máyatl, en un lance desesperado, tuvo a bien ofrecerle a Chag el más hermoso y frondoso de sus senos para que de él bebiera el elixir que manaba de sus entrañas. Bebió y bebió hasta que, embriagado, el guerrero imploró a la diosa: “Hazme dios o hazte mujer”.

MEZCAL 33

Proveniente de la fértil y cálida tierra de Oaxaca, el agave espadín llega a su punto de maduración para darle vida a su gran obra maestra llamada Mezcal 33.

HACIENDA PRODUCTORA

Su origen se encuentra no muy lejos de la zona arqueológica de Mitla, ahí se ubica la casa legendaria en la población de Santiago Matatlán, conocida como ‘Capital Mundial del Mezcal’. El título fue otorgado gracias a la inquebrantable pasión y habilidad de sus habitantes al producir esta mística bebida y cultivas maguey y espadín.

La Casa Legendaria es referencia de la producción del mezcal y cultivo de agave espadín en todo México. Desde 1750, el patriarca de la familia, Don Juan Méndez, inició con la ardua y noble tarea de cultivo en tierras aledañas a la Casa Legendaria, en la que cada generación ha dejado su huella permanente de trabajo. Una tradición Oaxaqueña que ha sido transmitida de generación en generación por más de 200 años.

POR QUÉ MEZCAL 33

Reposado durante tres meses en barricas de roble francés y tres meses más en barricas de roble californiano, dando así origen a su nombre. Con tan solo 40 grados de alcohol, esta delicada y exquisita bebida deleita tanto a paladares femeninos como masculinos.

Mezcal 33 se distingue por su suavidad, elegancia y textura. Cada botella es una pieza única y al adquirirla, no solo se puede disfrutar lo mejor del mezcal, sino también se apoya a la artesanía mexicana.

La botella está hecha a mano con vidrio reciclado y en su logo lleva grabado en hoja de oro, lo que le da un toque único y emblemático.

Como parte del compromiso con nuestro país, Mezcal 33 es orgulloso colaborador con dos de las fundaciones más importantes:

Duerme tranquilo

Asociación que apoya a patronatos de la Secretaría de la Salud para la atención de niños y jóvenes con enfermedades terminales de escasos recursos.

Black Jaguar White Tiger

Fundación que tiene como misión rescatar a felinos en condiciones crueles para brindarles el mejor estilo de vida posible.

“Mucho más que una bebida, todo un deleite que enamora al deseo, despierta la ambición y se traduce en un estilo de vida en el que solo existe lo mejor.”

 


Casa Mezcal Oaxaca

w. www.mezcal33.com

e. gpastrana@mezcal33.com

t. (55) 1048 4847