INNOVACIÓN DIGITAL Y ECONOMÍA DE ACCESO: EL FUTURO NOS ALCANZÓ

AdobeStock_113286811.jpeg
Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza. Desde la cuna dependemos de otros para sobrevivir y tener éxito. La colaboración juega un papel crucial en la supervivencia social.
En la era digital, la tecnología nos ayuda a aprovechar nuestra ancestral esencia colaborativa. Nos proporciona herramientas mucho más accesibles para generar relaciones más rápidas y más productivas. Casi todo está a nuestro alcance y en la palma de nuestra mano.

Una tendencia que aprovecha nuestro instinto nato de colaboración es el afamado consumo colaborativo (o economía colaborativa), mencionado en el 2011 por la revista Time como una de las “10 ideas que cambiarán el mundo”. Sin embargo, el término colaborativo ha generado confusión porque hay una connotación de intercambio social y sin ninguna ganancia.

En el 2015, un artículo de Harvard Business Review propuso llamarle ‘economía de acceso’ en vez de ‘economía colaborativa’, porque implica, en la mayoría de los casos, un intercambio económico entre los consumidores y alguien más (personas o empresas) para tener acceso temporal a bienes y servicios. Esa definición me parece más acertada para un mundo capitalista.

Hoy en día sabemos que la disruptiva tendencia es imparable porque se ha creado una actividad socioeconómica donde millones hemos utilizado y nos hemos beneficiado con plataformas tecnológicas que dan acceso a bienes y servicios que, de otra forma, nos serían menos asequibles.

Los ejemplos más utilizados son Airbnb y Uber, aunque todos los días surgen modelos de negocio que están revolucionando industrias tan tradicionales como los seguros con Weecompany o Wibe; la renta de automóviles con Carrot o Zipcar; y como en la salud con Salud Cercana o Huli Health. Su potencial radica en dos componentes:

  • Su innovadora creación de valor para los consumidores
  • La escalabilidad global de sus plataformas digitales

Si quieren sobrevivir, la innovación digital es esencial en las empresas que aún cuenten con modelos de negocio tradicionales. La interconectividad está generando cambios significativos en la forma en que las empresas generan y entregan valor a sus clientes.

“La transformación digital es la principal razón por la cual la mitad de las compañías de la lista de Fortune Global 500 han desaparecido desde el año 2000” -Pierre Nanterme, CEO de Accenture.

Innovar de manera tradicional ya no es suficiente, puesto que las ideas generadas en procesos creativos generalmente redundan en una búsqueda continua por crear algo diferente. El mundo hoy requiere una transformación digital empresarial.

En este nuevo paradigma, lo que está en juego es la adaptabilidad tecnológica de cada organización. Según un estudio de PricewaterhouseCoopers, el tamaño de la economía de acceso será de 335 mil millones de dólares en el 2025. En la edición del Foro Económico Mundial de este año, se plantearon posibles escenarios donde la población en el 2030 no poseerá nada. En ese mismo año, Cisco estima que habrá 60 dispositivos conectados por cada ser humano en el mundo.

Ya no hay tiempo de ir en búsqueda de ideas, es momento de convertir el reto y potencial digital en algo más real, aprovechando el exponencial acceso a la tecnología y la creciente tendencia de conceder acceso a bienes y servicios a los consumidores.

La innovación digital empresarial convierte modelos de negocio en ideas más tangibles, generando beneficios económicos y rentables en el corto y mediano plazo.

¿El modelo de negocio de tu empresa aprovecha los beneficios de la economía de acceso? ¿Propone una innovación digital en este nuevo paradigma?


Captura de pantalla 2017-09-29 a la(s) 09.56.00.png

Autor: Eduardo Álvarez / uWiin

t. @EduardoAlvarez

t. @uWinnClub