¿POR QUÉ INVERTIR EN ARTE?

pexels-photo.jpg

Lo primero que te debes preguntar es, ¿qué es el arte para ti?
Compras arte simplemente porque lo viste y te encantó, sin importar que no tienes dónde ponerlo; lo compras porque estás buscando cubrir un espacio o pared; ¿o vas más allá de eso?  No solo lo compras, sino investigaste al artista, su trayectoria, biografía, currículo, dónde se formó, qué lo lleva a crear esas obras de arte, además le sumas que puede ser una buena inversión o simplemente una buena apuesta a algo que crees que pronto va a valer más; y por último, están los coleccionistas de arte, los que además de ser amantes de las grandes creaciones invierten y apuestan a nuevos artistas.

Básicamente, esas son las razones por las cuales alguien compra arte. No importa si es una obra de un artista emergente o si es un artista consagrado, su valor es un tema y un punto decisivo para invertir en una pintura, escultura, litografía o fotografía.

Y tú, ¿cuánto estás dispuesto a invertir o cuánto estás dispuesto a gastar en algo que te alegre la vista a diario?

Ahí está la cuestión. ¿Cómo saber si lo que estás comprando vale lo que dice vale? ¿cómo te conviertes en un coleccionista si no tienes experiencia en el tema, pero, sin duda alguna quieres hacer una buena inversión y estás seguro de tu decisión?

El consejo más importante que te puedo brindar es que lo que vayas a comprar, en primer lugar, te fascine, cumpla con el primer objetivo: enamorar a tu “ojo”. En segundo lugar, sí hay que llevar a cabo un poco de investigación, conocer por lo menos si el artista vive o ya murió, de dónde es, dónde se formó, en qué exposiciones ha participado, si sus obras han sido nacionales o internacionales o si lo maneja alguna Galería. Esas son las principales preguntas que debes de resolver. Después, investigar sus precios y analizar si es o no una buena inversión para ti.

Todos hemos asistido a ferias de arte o lugares públicos donde se exhibe y se vende arte, y muchas veces, nos sorprendemos con los precios estratosféricos de algunas obras que, en ocasiones, pudieron haber hecho nuestros hijos. ¿Cómo es que algo así vale tanto?, ¿con base en qué?, ¿quién le puso el precio? Y nunca nos dejamos de sorprender de lo que una obra de arte puede llegar a valer. Muchas veces la gente compra este tipo de arte porque cree que está de moda, porque está ‘in’ tener algo súper raro en tu casa que nadie entiende qué es cuando van de visita, pero el chiste es sentir que tienes una obra de arte ‘súper loca’ en tu casa u oficina; ¿qué cosas no? Así es, el arte también es una moda, que cambia y muta con mucha rapidez.

México es un país que ha aportado durante mucho tiempo grandes obras y grandes artistas; maestros de los cuales nos sentimos orgullosos y nos encantaría extenderles la mano y poder escuchar de su propia voz qué los llevo a crear esa obra de arte que tanto nos gusta.

Tuve el gusto de hacer un recorrido de arte en tres ocasiones al estado de Oaxaca. Este lugar emblemático que ha aportado un gran porcentaje de artistas a nuestro país, artistas de marca internacional que han dejado una huella y han sembrado una semilla en muchos artistas jóvenes que quieren seguir sus pasos. En estos viajes que realicé a Oaxaca, tuve la oportunidad de visitar los talleres de grandes maestros como Francisco Toledo, Rosendo Pinacho, Adán Paredes, Alejandro Santiago, Amador Montes, César Mendoza, Ana Santos, entre otros. Fue muy interesante entender a cada uno de ellos, cómo cada uno tenía su propia inspiración, algunos pintores, otros escultores, y sin embargo, cada uno con una técnica y sello tan personal. Estos viajes los hice hace algunos años y ahora me impacta ver cómo la mayoría de ellos han crecido, se han internacionalizado y su obra ha adquirido más valor con el paso de los años.

Además, lo más increíble del arte es que nunca dejas de aprender, siempre hay algo nuevo o alguien nuevo a quien seguir. ¿Qué me dicen de todos los fotógrafos que han surgido en nuestro país? Muchas veces a la gente le cuesta trabajo invertir en una fotografía de artista y digo de artista porque no es lo mismo un fotógrafo que hace ‘arte’ a un fotógrafo que va por la calle, toma una foto, le hace Photoshop, la imprime y la encapsula en acrílico, queriéndola vender en ‘una lana’; ¡aguas!, esto último no es arte.

El arte en fotografía va mucho más allá de eso, los fotógrafos que se han convertido en artistas, antes que nada, hacen una gran inversión en equipo fotográfico, invierten mucho dinero en armar sus expediciones, pasan mucho tiempo esperando captar el mejor momento de una situación, luego en seleccionar las mejores fotos y por último, el costo que tiene hacer las impresiones, pues la fotografía se caracteriza mucho por el terminado de la impresión, desde algo muy sencillo en papel de algodón, en papel fotográfico, hasta encapsulado en acrílico o sublimado. Pero créeme, si el fotógrafo es bueno, vale la pena invertir en su fotografía. Que no te ‘duela el codo’ gastar $25,000 - $100,000 pesos más en una buena fotografía, créeme que detrás de eso hay mucho trabajo y mucha inversión por parte del artista.

Si te gustó el artículo y estás interesado en asesoría de arte para tu casa u oficina, no dudes en contactarnos.


Captura de pantalla 2018-01-30 a la(s) 10.57.19.png

Autor: Ana Mondragón / Directora / MOMA Consulting

e. ana@momaconsulting.mx

w. www.momaconsulting.mx