WEARABLES - ¿LOS NUEVOS GUARDIANES DE LA SALUD?

imagen-apple-watch.jpg

El mundo se ha visto lleno de nuevas tecnologías, tendencias y aplicaciones que han cambiado la forma de llevar nuestra vida. Incluso la forma de consultar al doctor, ir al supermercado o comprar nuestros caprichos favoritos, se hacen por medio de la tecnología. 

Si hay algo que comparten todas estas tecnologías, es la tendencia de acercarse cada vez más a las necesidades de las personas.  Esta tendencia es conocida en el área de la salud como la Tecnología Wearable, la cual incorpora dispositivos directamente sobre las personas o sus accesorios con repercusiones y posibilidades indiscutibles. Se espera que en los próximos años estos dispositivos conquisten finalmente la fidelidad del usuario en el cuidado de su salud.

En los últimos años, usando diversos tipos de tecnología, se han creado dispositivos capaces de registrar la temperatura, la presión arterial, la cantidad de latidos cardíacos por minuto (pulso), el tipo y número de respiraciones, el nivel de glucosa y oxígeno de la sangre y un reloj que logra registrar las ondas eléctricas del corazón, logrando tomar en 30 segundos un electrocardiograma de una sola derivación para luego enviarlo inalámbricamente al consultorio médico.

Así, estos wearables son más que dispositivos y/o aplicaciones que permiten monitorear diferentes parámetros usualmente relacionados con el cuidado de la salud. Son herramientas que van más allá de la tecnología encontrada en smartphones o tablets  y que permiten al usuario tener un acceso directo a datos relacionados con su estado físico.

Imaginemos el caso de un paciente con obesidad, hipertenso y con antecedentes de infartos agudos al miocardio en familiares cercanos.

El paciente tiene que subirse a diario a una báscula, anotar su peso e ir a su clínica para que le tomen la presión arterial y todo ello se registre en su historial médico. Si llegara a sentirse mal, deberá hacer una llamada a un doctor, acudir a un servicio de urgencia o incluso pedir una ambulancia que lo traslade a un centro de salud, ya que no se ha podido prever este episodio y sintomatología aguda con los posibles riesgos de secuelas o incapacidades parciales o permanentes que conlleva.

Ahora, imaginemos el mismo paciente usando tecnología wearable.

El paciente se viste con pulsera, ropa y zapatos inteligentes que envían automáticamente los datos sobre su peso, presión arterial, oximetría de pulso, temperatura y frecuencia cardíaca; estos datos pueden ser consultados de manera inmediata por los profesionales de salud. 

Toda esta tecnología móvil, va de la mano del interés de empresas como Aranda software quien ofrece soluciones móviles que hacen la vida de las personas mucho más fáciles, aprovechando las capacidades de estos dispositivos en el monitoreo de la frecuencia cardiaca para generar alertas en tiempo real que pueden notificar a un equipo médico y solicitar ayuda inmediata geolocalizada, aunque el paciente no esté en capacidad de solicitarla.

Vivimos en un mundo digital interconectado. El Internet de las Cosas (IoT) no es ficción y hoy en día, los sensores y wearables, la tecnología móvil, la nube, el big data, el análisis predictivo de datos y las redes sociales proporcionan una gran oportunidad para mejorar nuestro enfoque sobre el diagnóstico de las enfermedades, tratamientos y prevención, centrando la atención en un nuevo paciente y ciudadano proactivo con su salud.

Captura de pantalla 2018-10-30 a la(s) 16.10.52.png

Angelica Huertas

Marketing Director LA

Aranda Software


arandasoft.com

mercadeo@arandasoft.com

(55) 412 20132 

arandasoft