EL SOL BRILLA MÁS QUE NUNCA EN MÉXICO

GRS-Laguna-Mexico.jpg

Poca gente duda sobre la necesidad urgente de un cambio energético y casi nadie cuestiona que las energías renovables van a ser la opción mayoritaria en el futuro. Lo sorprendente es que no hayamos llegado a esa misma conclusión hace tres décadas, más aún cuando miramos el cielo que disfrutamos en México.

Esta zona del planeta es una de las más privilegiadas por la oportunidad de aprovechar la energía solar fotovoltaica, tanto por la altísima irradiación disponible, como por el amplio territorio que abarca el país, lo que permite numerosos proyectos fotovoltaicos de gran envergadura.

Hoy la sociedad está despertando y cada día que pasa nos damos cuenta de que el futuro opta por aprovechar al máximo las fuentes energéticas que nos proporciona la naturaleza. 

Como hemos podido ver desde hace unos años, este gran potencial brinda muchas oportunidades en México, por ejemplo, la energía solar fotovoltaica ha experimentado un crecimiento vertiginoso. La progresión empezó a dispararse en 2012, cuando el país se propuso como objetivo que el 35% de la energía provenga de fuentes renovables para el año 2024.

El sol mexicano es un regalo, una fuente de energía constante, inagotable, limpia y sin residuos; más previsible que el viento y más mansa que las mareas.

Con un 26% ya alcanzado y un sinfín de iniciativas en marcha, la nación va encaminada a cumplir esta meta. Es notable que desde que dicho objetivo fue fijado, no han dejado de surgir nuevos proyectos en los que han estado involucradas compañías de todo el mundo atraídas por las excelentes posibilidades que ofrece este territorio. Sin duda, México se ha vuelto muy atractivo para la inversión en el ámbito de las energías renovables y especialmente, en la solar.


México, el país de las oportunidades renovables

Cada año surgen numerosas coyunturas para desarrollar proyectos mediante las subastas de largo plazo que organizan conjuntamente CENACE (Centro Nacional de Control de Energía), y la CRE (Comisión Reguladora de Energía), así como oportunidades en el ámbito de los PPA bilaterales. 

También ha jugado un papel muy importante el PRODESEN (Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional), en el cual se establece el procedimiento para la transición de las energías convencionales contaminantes y altamente costosas (plantas de combustóleo) hacia un modelo enfocado en el gas (ciclos combinados) y energías limpias (solar y eólica, entre otras).

Además, el actual marco energético viene acompañado de muchos beneficios adicionales: mejores oportunidades de negocio, generación de empleo, capacitación y tecnologías que cambiarán nuestras vidas, nuestra relación con el medio ambiente y nuestro entorno.

Somos optimistas frente a los cambios que se avecinan; seguiremos trabajando de frente a este brillante panorama y para que el papel de las energías renovables vaya aún más allá. De hecho, está previsto que durante los próximos tres años se construyan 40 nuevas plantas solares fotovoltaicas y 25 plantas eólicas.

México tiene el potencial para mantenerse en los puestos de cabeza como país referente en energías renovables, y como sociedad no podemos perder esta oportunidad.

es.grs.energy

mexico@gransolar.com

+52 1 (55) 41235148

Captura de pantalla 2018-12-21 a la(s) 10.14.49.png

Francisco García García

Responsable de País

GRS