¡VUÉLVETE UNA PERSONA EXITOSA!

Zdravko Cvijetic, en Medium, nos comparte una lista de cosas a las que debemos renunciar para convertirnos en una persona exitosa o en quien queremos ser. Menciona que algunas veces, no necesariamente debemos sumar más hábitos para alcanzarlo, sino que en realidad debemos renunciar a algunos de ellos. A continuación, presentamos cinco hábitos que debes de dejar, algunos de ellos podrás cambiarlos desde el día de hoy, mientras que otros te tomarán un poco más de tiempo. No te des por vencido y recuerda que pequeños hábitos que suman cada día, nos llevan a grandes resultados en el futuro. ¡Alcanza el éxito que buscas!
sunset-summer-golden-hour-paul-filitchkin.jpg

RENUNCIA AL PENSAMIENTO A CORTO PLAZO

Las personas exitosas establecen metas a largo plazo y están conscientes de que el resultado de ellas está determinado por los hábitos a corto plazo que cada día realizan. Estos hábitos no deberían ser cosas que planees hacer, sino deben volverse parte ti. Por ejemplo, es muy diferente hacer ejercicio para tener una figura definida, que hacer ejercicio por que así eres tu.

RENUNCIA A REALIZAR MÚLTIPLES TAREAS

Las personas exitosas saben que realizar múltiples tareas es una ilusión en la que pierdes tiempo al pasarte de una tarea a otra, es por ello que eligen solamente una cosa a la vez para trabajar en ella hasta terminarla. No importa de qué se trate, ya sea una idea de negocio, una conversión o una rutina de ejercicio. Estar completamente presente y comprometido a una tarea es indispensable.

RENUNCIA A TU NECESIDAD DE CONTROLAR TODO

Algunas cosas están a nuestro control, mientras que otras no. Diferenciar entre estas dos situaciones es crucial. Despréndete de las cosas que no puedes controlar y enfócate en las que sí. Incluso, sé consciente de que a veces solo serás capaz de controlar tu actitud hacia las situaciones.

RENUNCIA A DECIR “SÍ” A LO QUE NO TE LLEVE A TU META

Las personas exitosas saben que para alcanzar sus metas tienen que estar dispuestos a decir no a ciertas tareas, actividades e incluso a personas que requieren de su atención, como amigos o colaboradores. Es probable que en el corto plazo sacrifiques un poco de gratificación, pero cuando alcances tus metas, todo habrá valido la pena.

RENUNCIA A TU NECESIDAD DE AGRADARLE A OTROS

Imagínate a ti mismo como un nicho de mercado. Habrá mucha gente que le guste ese nicho y habrá otros a los que no les guste. Incluso, a pesar de todo lo que hagas, no podrás hacer que le agrades al mercado completo. Esto es algo natural y no hay necesidad de que te justifiques. Lo único mejor que puedes hacer es mantenerte auténtico, mejorar y proveer valor todos los días. Recuerda, a mayor número de personas a las que no les agrades, significa que estás haciendo cosas increíbles.


Carmen De Luna.png

Autor: Carmen De Luna / Comunicación Corporativa / IOS OFFICES