¡A MÉXICO LO CAMBIAMOS NOSOTROS!

_MG_7318.JPG

“¡A México lo cambiamos nosotros!” No los políticos, no las élites, no las grandes masas. A México lo cambiamos cada uno de nosotros y se empieza con una decisión. Les quiero compartir de mi experiencia tomando la decisión de amar a México.

Estamos viviendo desde hace algunos años el ‘Boom’ del emprendimiento social. Sin embargo, la ola sigue cuesta arriba y cada año más actores de cambio se suman al ecosistema que realmente está transformando al mundo. Por diversas razones, he tenido la fortuna de conocer y coincidir con muchos emprendedores sociales, quienes a diario enfrentamos a fuego vivo las problemáticas reales que se viven en nuestro país; considero que, por ahora, somos un pequeño grupo de personas que estamos convencidos de nuestras acciones impactarán para siempre el panorama de México.

¿De dónde surge este convencimiento profundo? Porque en cada uno de estos emprendedores he podido observar lo siguiente: saben perfectamente quiénes son y qué tienen que aportar a su país, son personas emocionalmente vinculadas con su entorno, tienen identificados sus talentos y están totalmente conscientes de las problemáticas del país. Todo esto provoca que empaticen congruentemente con la problemática.

Empatía y congruencia, estas dos características son las que provocan que las soluciones que los emprendedores proponen ante las problemáticas funcionen. Así mismo, su pasión y compromiso los reta constantemente a buscar la o las mejores soluciones para la situación y con ello surgen las mejores ideas de negocio social.

Sin embargo, por más romántico y concreto que esto suene, de poco sirve que los emprendedores sociales nos encontremos solucionando problemas solos y desde nuestras trincheras. Personalmente así lo hice en mi emprendimiento durante seis años, pero no fue hasta que salí a buscar alianzas que mi pequeño impacto se convirtió en nuestro impacto social. Ésta fue una de las lecciones que me llevaron a entender el emprendimiento social: solo no se llega a ningún lugar. Por ello y en conjunto con otros emprendedores sociales del país, tomamos las riendas e iniciamos hace un mes la Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales, SMES, cuyo objetivo principal es provocar alianzas y estrategias para que el ecosistema de emprendimiento social genere un mayor impacto en la resolución de problemáticas.

El modelo que proponemos con SMES proporciona un entorno incluyente, positivo, estructurado y de apoyo para el desarrollo de los emprendimientos sociales del país, por medio de la representación de capítulos estatales de networking que llevan sesiones formales una vez al mes. Actualmente iniciamos con capítulos en Ciudad de México, San Luis Potosí, Puebla, Querétaro, Estado de México, Jalisco y Nuevo León. A finales de año, debemos contar con un capítulo en cada Estado de la República.

Si tienes alguna iniciativa social y quieres aumentar tu impacto social, lo mejor para ello es encontrar a soñadores con quienes concretar alianzas. El mejor lugar para hacerlo es en las sesiones de networking de la Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales. Incluso, si aún no tienes un emprendimiento social pero quieres comenzarlo, debes saber que ahora existe una red de emprendedores que estaremos dispuestos a ayudarte a crecer tu emprendimiento para que generes un mayor impacto. Como dijo un gran amigo e increíble emprendedor social: “Si es tu pasión, no hay opción”. Recuerda, ¡a México lo cambiamos nosotros!


Blas Gutierrez.png

Autor: Blas Gutiérrez Figueroa & Presidente & Fundador / SMES

www.smes.mx

nacional@smes.mx