CÓMO SER UN MASTER DEL HEALTHY EATING EN LA OFICINA

pexels-photo-704971-1.jpeg

¿Te ha pasado que llevas más de dos tazas de café y sigues sin poder concentrarte en tu trabajo? Por lo general le atribuimos esto a no dormir lo suficiente, pero otro factor super importante y que casi nunca le damos la importancia que se merece, es la alimentación.

Imagínate que la comida es la gasolina que necesita tu cuerpo para mantenerte activo, pero si le das una gasolina de mala calidad o simplemente no le das gasolina, no te va a llevar a ningún lado. Esta analogía es casi perfecta. La diferencia es que un carro sin gasolina no te lleva a ningún lado, mientras que el cuerpo sí, sigue funcionando aún sin tener nada.

El problema es, ¿de dónde saca el cuerpo esa energía? La respuesta perfecta: de la grasa, ¿no?, ¡bueno fuera! La primera fuente es el músculo, después los huesos y hasta el final, semanas después, el cuerpo utiliza la grasa. Así que, el primer paso es comer y más si haces ejercicio, porque aunque le eches muchas ganas, no vas a ver los resultados que esperas si vives restringiéndote la comida todo el tiempo.

La alimentación saludabe siempre va a ser tu mejor amiga. Llevarla te ayuda a sentirte bien, mejora tu digestión, evita el mal humor, previene enfermedades, te mantiene en un peso saludable y con más energía, lo que te permite rendir mejor en tu trabajo. Y ésta no tiene nada que ver con comer aburrido, hay miles de recetas prácticas y super ricas que ni siquiera creerías que estás comiendo mejor.

Pero, ¿cómo balancear una vida de emprendedor o empresario que demanda mucho tiempo con una buena alimentación? Esta es una de las preocupaciones más comúnes y más porque muchas dietas de moda te hacen creer que comer realmente saludable, balanceando tu alimentación, es demasiado tedioso, con recetas complicadas y para ser sinceras, ¿quién tiene tiempo para esto?, nadie.

Ser una persona saludable y mejorar tus hábitos no tiene porqué ponerse en contra de tu ocupada agenda. Todos somos diferentes y es por esto que necesitamos planes de alimentación personalizados; no porque no debas comer lo mismo que alguien más, sino porque talvez no se acopla con tus gustos o tiempos, lo que puede provocar que en cualquier momento dejes esa dieta. Lo importantes es no verlo como algo temporal con un tiempo en específico, sino mejorar tus hábitos alimenticios poco a poco para lograr un balance y convertilo en tu estilo de vida.

Aunque cada quien es diferente, existen algunas cosas que nos funcionan a todos. A continuación te compartimos unos tips facilísimos que nos han funcionado para ser saludables en nuestro día a día y no son nada complicados:

NÚMERO UNO, ¡COME!

Aún así estés tratando de bajar de peso, el comer cinco veces al día te ayuda a acelerar tu metabolismo, a mejorar tu digestión y además evita los atracones de comida. Claro, siempre buscando alimentos de buena calidad y cuidando tus porciones.

BUSCA EL DESAYUNO PERFECTO PARA TI

No hablo de un café con una dona. Si buscas practicidad, prepárate un smoothie o cómpralo, pero que esté balanceado con fruta, proteína y grasas saludables (hemp seeds, almendras, peanut butter, yogurt griego, etc.) y si eres fan de lo salado, unos taquitos de huevo, sándwich o sincronizadas son perfectas. Date tu tiempo, te aseguro que con 15 minutos extra tienes.

BUSCA SNACKS SALUDABLES QUE TE ENCANTEN

La nutrición no tiene porqué ser aburrida, puedes combinar una fruta con frutos secos como nueces, almendras, pistaches, nueces de la india, cacahuates naturales, etc. Son muy buenos para estimular la función cerebral, mejorar tu concentración, la memoria y te ayudan a mantenerte despierto, y si quieres un boost de energía, acompáñalo con chocolate amargo.

BÁJALE AL CAFÉ

No, el café no es malo, pero todo con moderación. 1-2 tazas al día son suficientes y de preferencia tómalo negro, evita el azúcar y la crema.

TOMA SUFICIENTE AGUA

El cuerpo está formado por un 70% de agua, así que toma 1.5 litros a 2 litros diarios, es vital para mantener las células despiertas y funcionando al 100%.

COME EN CASA LO MÁS QUE PUEDAS

Si no tienes tiempo, prepara un tupper y así te aseguras que los alimentos sean naturales, estén cocinados con poca grasa y que sean las porciones adecuadas para ti. Claro, si un día no llevas comida, no pasa nada, pero busca un lugar donde vendan cosas saludables.

¡ACTÍVATE!

Es común estar súper concentrado en el trabajo y cuando te das cuenta llevas más de tres horas sentado. Trata de pararte cada hora, puedes ir por agua, al baño o simplemente a estirar las piernas.

EL TÍPICO QUE NO PUEDE FALTAR, COME FRUTAS Y VERDURAS DIARIAMENTE

Ya sé que todo el mundo lo dice, pero es verdad. Son buenísimas para todo, tienen fibra, miles de vitaminas, minerales y agua que mejoran tu digestión y te hacen sentir mejor.

Talvez estos tips no tienen nada de mágico, ni suenan muy diferente a cosas que seguramente ya has escuchado, pero te aseguro que entre más reales, mejor funcionan. El mejorar tu estilo de vida no se trata de hacer cosas que nadie conoce, sino en ser constantes con los buenos hábitos. Te aseguro que solo así veras los mejores resultados en tu rendimiento, cuerpo y salud.


Vitalogic.png

www.vitalogicnutrition.com

vitalogicnutrition@gmail.com

@vitalogicnutrition