JUNTAS DE CONSEJO DE ALTO IMPACTO, TRASCIENDE LOS PROCESOS DE GOBERNANZA

Muchas empresas familiares o privadas que están entre los 20 o 25 años desde su fundación, ya son exitosas, tienen un crecimiento exponencial, las ventas crecen y el Fundador y su ciclo de vida llega a los 50 y/o 60 años, los hijos ya terminaron sus estudios universitarios y se integran a la empresa familiar. 
adult-analyzing-brainstorming-1080865.jpg

Es momento propicio de iniciar un proceso de Institucionalización, de establecer lineamientos básicos dentro de la empresa y estructuras estratégicas que le permitan perdurar en el tiempo.

Tomando en cuenta que institucionalizar significa empezar a dejar de ser de una sola persona para trascender y hacer una institución, tener un índice mayor de supervivencia cuando hace los cambios generacionales en el liderazgo. 

Y cuando surgen una serie de preguntas en torno a institucionalizar la empresa: ¿debemos tener un consejo formal fiduciario o podemos iniciar con un consejo de asesores?; que se comporte con el rigor de los procesos de gobernanza que tiene cualquier empresa que cotiza en la bolsa. ¿Cuántos miembros patrimoniales debe tener y cuántos independientes? ¿Qué proceso vamos a utilizar? ¿Vamos a utilizar alguna herramienta para evaluar su desempeño o no? Y finalmente, ¿estamos listos para iniciar este proceso? Estas son preguntas que tienen todas las empresas que están pensando institucionalizar su empresa.

La experiencia nos indica que el consejo es una herramienta que permite monitorear objetivamente las iniciativas estratégicas de su organización. Para que una junta de consejo se convierta de Alto Impacto, debe pasar de un enfoque de cumplimiento regulatorio, a un enfoque de crecimiento y estrategia. Que sean más proactivas y que participen en diseñar la dirección en iniciativas futuras.

Nuestro trabajo en México, Latinoamérica y Estados Unidos nos demuestra que las empresas más exitosas alrededor del mundo han llevado a cabo un cambio sustancial en sus procesos de junta de consejo, dándoles la capacidad de enfocarse en buenas prácticas de gobernanza, que a menudo se centran en el cumplimiento de controles y reportes, guiándolos a un nivel más estratégico.

Aunque esto no es nuevo, sigue siendo muy común en la práctica. Muchos consejos pueden pensar que han hecho esta transición con éxito, porque ya no se centran únicamente en tener buenas prácticas de gobierno corporativo, sino que ahora proporcionan información sobre cuestiones estratégicas. Si bien puede ser cierto, todavía no lo hace con una Junta de Alto Impacto. 

Los Consejos de Alto Impacto son los que se convierten en los estrategas para sus organizaciones. Las encuestas sobre este tema nos muestran que: 

  • La mayoría de los miembros del consejo quieren crear valor para las juntas a las que sirven.  
  • La mayoría de los equipos ejecutivos quieren aprovechar sus consejos para ayudarles a acelerar el negocio.
  • Los accionistas ya no están satisfechos con los consejos que se centran en un modelo de junta basada en “informes”. Esperan que el consejo apoye la capacidad del equipo ejecutivo para aumentar el valor de su inversión.

Aunque hay una alineación general en la mayoría de las compañías en torno a estas expectativas del consejo, el problema es que el actual modelo de consejo “tradicional” a menudo produce un resultado diferente de lo que la mayoría de los accionistas, miembros del consejo y equipos ejecutivos quieren de sus procesos.



Nuestro análisis de más de 1,200 juntas de empresas de todo el mundo en 2016 demuestra este hecho. Solo el 16% de los encuestados considerarían a sus juntas “Hight Impact Boards” basadas en una visión subjetiva del valor estratégico.

Esto no implica que las juntas estén haciendo un mal trabajo. Estos datos demuestran que la forma tradicional en que las juntas que han operado pueden haber trabajado expectativas del pasado, pero ya  no es una solución óptima para acelerar los modelos de negocio en un negocio complejo y rápidamente cambiante.

 ATRIBUTOS CLAVE QUE DEBE TENER UNA JUNTA DE ALTO IMPACTO

La pregunta obvia es: ¿qué acciones están haciendo las Juntas de Alto Impacto para ir más allá de la gobernanza tradicional y proporcionar mayor valor a los accionistas? Hemos encontrado algunos atributos comunes como proactividad, enfoque en estrategia y crecimiento, mente abierta, objetividad, basado en preguntas, análisis y resultados.

Éstas son obviamente generalidades y hay muchos más datos que hemos recopilado para cada uno de los atributos que los respaldan directamente. Por ejemplo, muchas juntas no se considerarían ellos mismos como enfocadas en “cumplimiento, reportes y regulación”, ya que tienen unas muchas discusiones estratégicas en sus reuniones. Sin embargo, la palabra operativa resalta como parte del enfoque.

La mejor manera de juzgar si la junta de consejo es más estratégica o centrada en el cumplimiento, sería analizar los temas que han visto en las juntas más recientes, la información que se les ha entregado a los consejeros, la agenda misma y los resultados tangibles. ¿Están los temas más enfocados sobre lo que ha sucedido en el pasado o están enfocados en futuras iniciativas y oportunidades? ¿Qué va a pasar?

Una manera objetiva de analizar esto es calcular el tiempo que se gasta hablando de los diferentes temas y ver dónde está la mayor parte del tiempo concentrado. Las juntas de alto impacto están entre 60% y hasta el 88% de su tiempo centrado en futuras iniciativas estratégicas.

Uno de los principales atributos de las Juntas de Alto Impacto, “High Impact Boards”, es el compromiso que se genera entre los miembros del consejo y los equipos ejecutivos. Esto conduce a una junta más ‘proactiva’ donde los miembros del consejo están pensando cómo ayudar al equipo ejecutivo a lograr sus metas. Estas juntas tienen la capacidad para anticipar las necesidades del equipo ejecutivo y proporcionar ideas, consejos y recursos para iniciativas estratégicas futuras. 

BENEFICIOS DE PASAR A UNA JUNTA DE ALTO IMPACTO

Hay muchos beneficios que se pueden generar en hacer la transición, siendo el  principal una aceleración de la dirección estratégica de la empresa, con la ayuda y asesoramiento de la junta. Las juntas de alto impacto desempeñan un papel más proactivo al ayudar al equipo ejecutivo a lograr sus objetivos anuales antes, un mayor valor bruto o el porcentaje de beneficio neto o mayores ingresos.

Cuando una Junta de Alto Impacto asume una mayor responsabilidad de apoyar al equipo ejecutivo en la aceleración de las iniciativas estratégicas de la organización, son acciones que pueden ser rastreadas.

Hay un empuje concentrado en muchos consejos que funcionan en todo el mundo, cuenta exactamente el ‘valor’ que un consejo está generando para una organización relativa al costo de la junta. Sin embargo, esto es mucho más fácil de hacer cuando una junta se centra en el crecimiento y en analizar alternativas que les permitan alcanzar las iniciativas estratégicas planteadas. Esto conduce a una junta más objetiva, con un proceso de evaluación donde “High Impact” puede a menudo ser cuantificados.

Finalmente, así como medimos el desempeño y retorno de inversión en nuestras organizaciones, las Juntas de Alto Impacto miden su desempeño en cada junta, así como las aportaciones tangibles que cada consejero trae al desempeño de la empresa, esto genera un ambiente de competitividad y compromiso con el desempeño de la empresa.


Captura de pantalla 2018-05-28 a la(s) 09.50.21.png

Autor: Alejandro Méndez / Fundador y Director Ejecutivo / Family Business Group

amendez@family-bsg.com

www.familytransitionsconference.com