SÉ TU MEJOR VERSIÓN

clouds-fashion-free-103123.jpg
La superación es una constante de la vida; no solo como profesionistas, sino también como seres humanos. Hoy más que nunca el mundo necesita de personas que alcancen la plenitud y contagiarla a los demás con el ejemplo. El cambio siempre empieza con nosotros mismos, con lo que somos, con lo que entregamos y con lo que recibimos. Reuniendo varios puntos de diferentes artículos, enlisté algunos de los atributos más importante para ser mejores personas y encontrar nuestra felicidad genuina.  

ENCUENTRA LA GRATITUD

Una herramienta poderosa para sentirnos bien con nosotros mismos. Mira atrás tu semana con gratitud por lo que eres, por lo que tienes y por lo que has aprendido. ¿Qué es lo que te hace feliz en la vida? Ser agradecido por las cosas buenas de tu vida y hacer el bien sin esperar nada a cambio son los actos de bondad más llenadores. Comienza a crear un sentimiento de gratitud hacia todo lo que eres y que se extienda al resto de tu vida. Comparte, contágialo e involúcrate en actividades de voluntariado para expresar esa gratitud.

SÉ OPTIMISTA

La felicidad no es una meta, es un estado que debe crearse todos los días. Concentra tu tiempo y energía en hacer cada pequeña acción con amor, con pasión. Busca el lado positivo de las cosas, aprende a reconocer que siempre vendrá lo mejor de una situación, por más difícil que parezca, y llena tu vida de este sentimiento desinteresado. Si queremos ser más felices, la actitud que tomemos frente a la vida definirá cómo nos sentiremos, ¡haz todo con optimismo y amor!

HAZ LO QUE AMAS

La manera de incrementar el amor de nuestras vidas es a través del amor que plasmemos en todo lo que hacemos. Podremos no tener el trabajo más llenador, pero sí imprimes amor en todo lo que haces, seguramente te sentirás pleno. Amate a ti mismo, a tus amigos, a tu familia, a tu pareja, a tus clientes y tus colaboradores. Trata a todas las personas que encuentres como un apreciado ser humano y da generosamente sin esperar nada a cambio.

REFLEXIONA

a. ¿Qué necesito aprender?
Sentir que ya sabes todo, en realidad te estanca. No existe límite de aprendizaje, busca un nuevo plan o un nuevo reto.

b. ¿Cómo puedo ser más útil para mi entorno?
Ser más útil significa estar más presente. “El propósito de la vida es descubrir tus dones. El trabajo de la vida es desarrollaros. El significado de la vida es compartirlos”, David Viscott. 

c. ¿Cómo puedo convertirme en un mejor ejemplo?
Aprende a amarte y respetarte a ti mismo. Sé genuino, sé tu y comienza a ser un auténtico modelo a seguir para los demás.

d. ¿A quién necesito perdonar?
¿En qué áreas de tu vida necesitas aplicar el perdón? Quita las piedras pesadas en el centro de tu corazón y practica el perdón para seguir adelante.


Carmen De Luna.png

Autor: Carmen De Luna / Comunicación Corporativa / IOS OFFICES

www.iosoffices.com/lifestyle