Y PARA TI, ¿QUÉ ES SUFICIENTE?

goodvibes2.gif

Tienes auto, casa, un salario estable, mascota, familia, salud; pudiéramos prolongar la lista y aún así preguntarnos, ¿qué más quieres agregar o qué te falta? Te invito a que lo escribas.

¿Por qué vas a trabajar todos los días? ¿Acaso eres una de esas personas que tiene una motivación más allá de un ingreso? ¿Trabajas porque buscas experiencia profesional, más dinero, otro auto, mejor ropa, viajes más largos o simplemente quieres generar para tener más de lo que crees que te falta?

Te invito a que te tomes un momento y reflexiones sobre todo lo que tienes, lo que no tienes y lo que quisieras tener. Hoy quiero platicarte sobre aquello que nos corresponde por nacimiento, se llama “suficiencia”.

Desde el primer momento en que nuestra identidad toma consciencia del mundo que lo rodea, comienza a haber una necesidad constante de querer más y así poder relacionarnos con todas las múltiples etiquetas y roles que construyen nuestras vidas.

El diccionario dice que “suficiencia” es el término que puede usarse para hacer mención a una habilidad, talento o capacidad. Nos han enseñado a que debemos aspirar a ser mejores, a tener y ganar más. 

Hoy quiero compartirte uno de mis más grandes insights en esta profesión llamada “vivir la vida”: la suficiencia no significa no tener aspiraciones o bajas expectativas. Lynn Twist en su libro TheSoul of Money, dice que es el acto en sí mismo de generar, distinguir, reconocer nuestro poder y presencia en los recursos existentes. Es decir, que ser feliz en realidad no es un fin. ¡Vaya! ¡Eso sí que es un alivio!

Muchos hemos comprado la idea de que si no planeamos, construimos o aspiramos a más, entonces es probable que vivamos frustrados, deprimidos y con ansiedad constante.

Y entonces, ¿cómo es que puedo estar agradecido y feliz por el camino que, sin necesariamente llegar a un fin, me pueda brindar esta satisfacción y felicidad de la que ahora todos hablan? 

“Everything born of the earth grows to its appropiate size and then stops. The planet does not get bigger, it gets better.”– Lynn Twist

¿Acaso te has preguntado cómo vamos a responder como humanidad ante  este llamado de felicidad y bienestar?

Te comparto aquello que hoy experimento de manera personal. He descubierto que el bienestar no es la meta o el fin, que cuando es cuestión de dinero, determinar el valor de las cosas no es importante, que mi estado de ser no depende de la cantidad de cosas que acumule. 

Ser suficiente es un camino, una experiencia, es el contexto que generamos todos lo días, es la expresión de valor que le damos al dinero, es la forma en la que transformamos esa relación con los recursos que tenemos y el estilo de vida que llevamos. 

En realidad, es un derecho con el que nacemos y con el cual elegimos vivir. Es hacer lo que debemos hacer, cuando lo debemos hacer, cómo lo debemos hacer y con el mindset correcto, en el aquí y el ahora. 

Te invito hoy a que observes tu estado de ser y la relación con tu cuerpo físico, mental y emocional. Permítete ser parte del ciclo natural de abundancia de la vida, y recuerda:

¿Qué sucedería si por un día, digamos que hoy, aprecias lo que te aprecia?

Captura de pantalla 2018-07-23 a la(s) 11.36.21.png

Ileana Ponce Montemayor

Directora de Fundación Medita México y Fundadora de Holistic Producers

www.meditamexico.org

contacto@meditamexico.org

(55) 5595 1235