SMART MONEY EN LA ERA DIGITAL

pancho.jpg

Es cierto que cualquier inversión supone un riesgo y es lo más cercano a una apuesta. El término “smart money” precisamente significa reducir las posibilidades de fracaso al poner nuestro dinero en manos de un experto.

Desafortunadamente en la era digital, lo que constituye un experto, con sus debidas excepciones, es un área gris. Con las redes sociales, y las facilidades que plataformas como Facebook y Youtube nos han dado para crear contenidos, estamos viendo el surgimiento de gurús, genios informáticos y maestros en negocios. 

El ejemplo perfecto son los personajes que se hacen millonarios vendiendo libros o cursos de cómo hacerse millonarios. Nuestros timelines están plagados de tips infalibles, fórmulas secretas y metodologías a prueba de bala para hacernos ricos de la noche a la mañana. Sorpresivamente, muchos de nosotros nos vamos con la finta de que son inversiones inteligentes. A final de cuentas, los promotores de estas herramientas ya lo lograron, ¿no?

Espero que con estos primeros párrafos no pienses que soy el tío cascarrabias que te está intentando disuadir de invertir tu dinero en el ecosistema digital. Me dedico a crear y desarrollar negocios en línea y tengo la absoluta certeza que esta forma de hacer dinero es el presente y el futuro. 

Como bien lo dijo Bill Gates: “SI TU NEGOCIO NO ESTÁ EN LÍNEA, ESTARÁS FUERA DEL NEGOCIO”.

Lo que sí quiero que consideres después de leer este artículo, es que en cualquier negocio, aún cuando es digital, operan muchos de los principios básicos de las empresas. 

Primero que nada, si vas a invertir en un emprendimiento o vas a dejar tu dinero en manos de alguien más para que lo haga, necesitas hacer un research exhaustivo. Vamos a suponer que quieres empezar tu propia tienda en línea y vas a contratar un programador o una empresa que se encargue de hacerlo. Lo que quieres investigar, o incluso preguntarles directamente, es qué otros desarrollos han hecho, cómo les fue, si siguen vigentes o mejor aún, que te muestren sus portafolios. Navega por sus páginas, checa sus redes sociales, busca reviews, o a la antigua, agarra tu teléfono, márcale a uno de sus clientes y pídeles que te cuenten su experiencia. 

¿Stalker? Se vale, es tu dinero, y ya sea que te lo ganaste con sudor y lágrimas o es un apoyo familiar, tienes todo el derecho a invertirlo de la manera más inteligente posible. 

Si en vez de eso quieres que alguien más mueva tu dinero para invertirlo en acciones, criptomonedas o cualquier otro medio digital, entonces debes de ser lo doble de meticuloso con tu investigación. ¿Suena complicado? Te la voy a poner más fácil. Si el pitch de cualquier gurú o experto asegura que vas a multiplicar tu dinero con sólo invertirlo, abriendo una página o siguiendo un simple a-b-c, lo más probable es que sea falso. Créeme, si te estoy diciendo esto es porque varias veces caí en el juego y perdí mi dinero.

En conclusión, el dinero inteligente es aquel que inviertes y viene acompañado de una estrategia bien desarrollada y con pruebas reales de que ha funcionado anteriormente. 

Si eres tú el que va a ejecutar el emprendimiento, no quiero ser aguafiestas, pero te va a tocar hacer sacrificios durante unos años. Vas a tener que ir desarrollando un equipo de trabajo, establecer procesos, superar “happy problems”  y a veces algunos más complicados. 

También puedes contratar a alguien que ya lo haya hecho y que te ayude a minimizar la curva de aprendizaje, que pocos lo dicen pero es la parte más costosa de cualquier negocio. Sea cual sea la vía que tomes, no te dejes llevar por los negocios milagros y piensa muy bien dónde, cómo y con quién vas a invertir tu dinero.

Captura de pantalla 2018-08-24 a la(s) 10.42.32.png

 

Pancho Mendiola

pancho@mpvmanagement.com

www.panchomendiola.com