TORRE REFORMA ENTRE LOS MEJORES RASCACIELOS

chaoyang park china.jpg

La verticalidad en las construcciones es parte de nuestros días. Lo podemos ver en distintas avenidas de las principales ciudades del país.

Sin embargo, difícilmente podríamos entender lo que ha dejado al entorno urbano la última ola de expansión inmobiliaria. Desde Ciudad de México, hasta Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Puebla y otras entidades del país. El liderazgo por las alturas de las edificaciones hoy lo superan ciudades asiáticas, de Estados Unidos y en particular, México tiene mucho por compartir. 

Tal es el caso de Torre Reforma de 246 metros de altura, que producto de sus características logró figurar entre los cinco finalistas del Premio Internacional Highrise (IHA por sus siglas en inglés). Cada dos años, este reconocimiento considerado el Pritzker de los rascacielos, premia las mejores apuestas de edificación vertical en el mundo. Esta ocasión, compitió con más de mil nuevos edificios con más de 100 metros de altura. Entre los cinco finalistas, el rascacielos mexicano compite con el Maha Nakhon en Bangkok/Tailandia, Beirut Terraces en Líbano, Chaoyang Park Plaza en Beiging/China y Oasia Hotel Downtown de Singapur.

El reconocimiento es relevante dado que en la competencia quedaron proyectos de reconocidos arquitectos como Ateliers Jean Nouvel, Foster & Partners, Pelli Architects, Renzo Piano Building Worshop y Zaha Hadid Architects.

El premio será dado a conocer la tarde del 1ero de noviembre en el Deutsches Architekturmuseum (DAM) ubicado en Frankfurt. El reconocimiento incluye un premio en efectivo por 50,000 euros y una estatuilla diseñada por el artista Thomas Demand. 

El IHA se otorga a arquitectos y desarrolladores cuyos edificios miden al menos 100 metros de altura y fueron concluidos en los dos últimos años.

El jurado, conformado por arquitectos, ingenieros estructurales, expertos en bienes raíces y críticos de arquitectura, analiza los proyectos nominados con base en los siguientes criterios: diseño pensado en el futuro, funcionalidad, tecnología de construcción innovadora, integración en esquemas de desarrollo urbano, sustentabilidad y costo. Los cinco finalistas de este año fueron seleccionados de entre 36 nominados de 15 países.

El inmueble destaca también por otros factores que sugirieron un verdadero reto de ingeniería y gestión urbana. Uno de ellos fue el movimiento que se logró de una casona antigua catalogada, que actualmente es parte de la fachada principal del rascacielos mexicano que da hacia avenida Reforma.

Un equipo liderado por Benjamín Romano, el ingeniero sísmico Roberto Meli y un sinnúmero de empresas involucradas en el proceso, lograron llevar a buen fin un proyecto que además generó el primer modelo de evacuación por elevadores y el primer estacionamiento automatizado en el país 

Asimismo, la obra ha sido representativa para las empresas involucradas en el proceso. Solo Roberto Meli, nacido en Italia pero radicado en México desde 1957, fecha en que estudió ingeniería civil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de la medalla Bellas Artes de Arquitectura que recibió el pasado cinco de septiembre.

A decir de Benjamín Romano, retribuyó porque a pesar de ser un clásico edificio de oficinas, “el tipo de uso es poco convencional. El problema prevaleciente de los terremotos en la Ciudad de México obligó a un concepto estructural de soporte inteligente, el cual da a la torre de oficinas de 246 metros de altura su impresionante apariencia”. 

Sean Anderson declaró que Torre Reforma “es el testimonio perfecto de que la arquitectura en México es innovadora y llamativa en la actualidad”. 

Mientras, Ina Hartwig expresó: “A pesar de su enorme altura, Torre Reforma tiene una ligereza en su estructura de concreto fragmentado. Su afilada forma y los paneles de vidrio empotrados son impresionantes sin ser obstructivos”.

Además de esas visiones, existe otra que diferencia los alcances del edificio y esta se relaciona con la habitabilidad, un elemento evaluado en los nuevos estándares de bienestar de los empleados. Este factor es posible por las consideraciones que en la materia se crearon para dotar de áreas de trabajo y servicios en distintos niveles y horarios que viven decenas de directivos, colaboradores e incluso emprendedores que aprovechan espacios diferenciadores como los clúster creados en distintos niveles.

Es el caso del espacio del centro IOS OFFICES que en sus 1,460 m2 de superficie donde se crearon 27 oficinas tiene áreas que hacen factible el trabajo colaborativo, a través de la conexión interior que tiene el clúster donde se ubica.

La realidad es que este rascacielos nutre indudablemente la actividad y skyline de la zona prestigiada de avenida Reforma.

banner-.png
Captura de pantalla 2018-09-24 a la(s) 10.19.46.png

claudia@claudaolguin.com

4122 5183

@claudiaolguinmx

Claudia Olguin Mx