EL ARTE DEL EMPRENDIMIENTO

10.jpg

La palabra emprendimiento es ahora una palabra muy utilizada y no precisamente con conocimiento de la misma. Si eres emprendedor, sabes de qué estoy hablando. No es fácil, no es bonito, ¡es una friega!

Sí, a mi me fascina crear emprendimientos y desarrollar cosas nuevas pero, si de algo me he dado cuenta, es de que nos han vendido una idea falsa del emprendimiento. Muchos han aprendido a ver al empresario exitoso con chofer, muchísimo dinero, esposa que parece modelo, carrazos, etc. como la definición de éxito; prácticamente encapsulando todo en “ser emprendedor”. 

Si quieres convertirte en un emprendedor es necesario que verdaderamente disfrutes del proceso del día día: pagar nómina, arreglar los problemas de la empresa, asistir a las juntas, etc. Porque de lo contrario, si únicamente lo haces por dinero o las cosas que te dará después del trabajo, déjame decirte que lo más probable es que vayas a fallar. No importa la edad que tengas ni la experiencia laboral con la que cuentes, lo más posible es que fracases, y de eso, lo importante es aprender y no rendirte. 

Si te dijeran que tu próximo proyecto tiene más probabilidades de que no sea exitoso, aún así, ¿lo intentarías? Si tu respuesta es sí, ¡felicidades!, vas por buen camino. Si tu respuesta fue no, entonces mejor dedícate a otra cosa. Como dato a considerar, gana más dinero el puesto número 18 en Facebook que el CEO de una nueva empresa. 

¿Por qué creo que la palabra emprendedor se ha vuelto más utilizada y famosa en los últimos años? Siendo un emprendedor, puedo ver que las redes sociales se han llenado de contenidos que no han dejado de relacionar el emprendimiento con lujos y vidas irreales, no hay más que relojes, ferraris, modelos, vacaciones, jets privados, frases motivacionales y cientos de cosas más que no tienen nada que ver ni un poco con lo que realmente se vive al emprender. 

Emprender es un proceso de varios años, a veces de soledad, meses sin utilidades y trabajo duro; incluso que algunos de tus amigos ganen más dinero que tú, siendo empleados de otras empresas; llegará también el momento en que dirás “no” a varias reuniones familiares, comidas, salidas sociales, etc. porque sabes que ese dinero lo podrías estar reinvirtiendo en tu negocio. Si algo me queda claro, es que muchos negocios no llegan a ser exitosos por culpa de una mala administración.

Muchos de los que empiezan en este mundo del emprendimiento, se gratifican rápidamente con frases como “he trabajado mucho”, o  “ya me lo merezco, ¿no?” y empiezan a comprarse cosas que no necesitan. Hay una frase de Warren Buffet que me ha hecho reflexionar a la hora de comprarme algo: “Si compras cosas que no necesitas, pronto tendrás que vender cosas que sí necesitas”.

Ahora, por el otro lado, te puedo decir que emprender es lo mejor que puedes hacer en tu vida si te conoces bien y sabes qué quieres. Ver tu negocio desarrollándose y generando utilidades, viviendo la famosa “talacha” de conseguir nuevos clientes, estar constantemente preguntándote cómo y dónde puedes mejorar, contratar empleados, ser capaz de pedir ayuda cuando la necesitas, asistir a cursos, aprender, conocer gente nueva, crear conexiones, etc., todo es un proceso para mejorar y crecer diariamente.

Es muy simple, conócete bien, descubre qué quieres y si me preguntas: “pero Daniel, ¿cómo sé en qué soy bueno?”, yo te diría: intenta, prueba cosas, ten varios trabajos, descubre qué te hace feliz y en qué eres bueno, solo ¡ve y hazlo! Yo tengo 25 años, he probado de todo, he logrado el éxito, así como también he fracasado en muchos negocios. No importa regarla, lo que importa es que no dejemos de intentar.

Tres conceptos clave para el momento de emprender:

Tener hambre de crecimiento, es decir, estar constantemente en busca de nuevas experiencias, ideas y retos. 

Todos tienen una idea millonaria, pero el diferenciador eres tú. Recuerda que cuando presentas tu proyecto la gente y/o los inversionistas están confiando en ti como emprendedor antes que en el proyecto en sí.

Para lograr emprender un proyecto, es fundamental tener una visión de a dónde deseas llegar, para poder desarrollar un plan y realmente aprovechar todos los recursos que tienes para construir esa visión.

“Todo el mundo tiene una idea millonaria y las ideas se vendena $1 peso el kilo”.

Recuerda que todo siempre se puede. 

Captura de pantalla 2019-02-19 a la(s) 17.12.09.png

@danielacostafre

danielacostafre

www.danielacosta.mx

daniel@mpvmanagement.com