TU MÁXIMO ESPLENDOR

beach-dark-dawn-39853.jpg

Piensa unos minutos en el valor del autoconocimiento a niveles profundos y más sensibles. ¿A qué me refiero?, ve más allá de conocer lo que no te sale tan bien y lo que no te gusta; regularmente es más sencillo enlistar lo que nos disgusta o para lo que tenemos poco talento o habilidad. Piensa un poco más en aquello que brinda más sentido a tu vida y cómo has ido adquiriendo destreza, en qué has conseguido pulir tu talento, resistencia y potencial.

SABER DE NOSOTROS MISMOS 

El autoconocimiento genera un valor importante en la relación con nuestra propia persona, y además mejora la relación con las personas que nos rodean. ¿Por qué? Por el simple hecho de que somos capaces de reconocernos; saber nuestro potencial; tener claros nuestros límites, de forma honesta y auténtica; saber de nuestros talentos con orgullo y sobre nuestras áreas no tan brillantes para buscar cómo apoyarnos o compensarnos. 

Además, el autoconocernos nos permite identificar nuestros momentos de gloria, nuestros estados de experiencia óptima (estado de “flow”), y es el momento donde el tiempo se disuelve y se produce una energía que se sostiene de forma constante. ¿Has escuchado antes de estos conceptos?, tienen ya poco más de una década en el medio de la psicología; han ido infiltrándose poco a poco en las empresas, universidades y estilos de vida. Pudiera mencionar investigaciones y libros que hacen referencia al tema, sin embargo, mencionaré como piedra angular a  Mihály Csíkszentmihályi, quien desarrolla la teoría y habla claramente de las siete condiciones del flow. 

REFLEXIONA

Me gustaría hacerte algunas preguntas y que aproveches este momento para pensar. Si en los párrafos previos vino a tu mente la idea de que, efectivamente, te conoces a profundidad, sabrás ubicar sin inconvenientes esta actividad detonadora de flow, donde llegas a tu experiencia óptima, que es lo que llaman el secreto de la felicidad.

¿Sabes cómo llegas a este estado de experiencia óptima?, ¿lo fomentas y practicas con regularidad?, si fueron respuestas positivas, la siguiente es para los inmersos en su gloria, ¿aprovechas estos momentos y todo lo que te brinda el estado de flow?, ¿hacia dónde diriges todo este flujo de energía? 

TÚ, AL MÁXIMO ESPLENDOR

Aprovechar este estado de flow nos permite darnos cuenta de cuándo somos más auténticos y es una muestra de nosotros mismos en la mejor versión posible; envueltos en una creación de energía que nos proveé de motivación para enfrentar los retos y desafíos en la vida diaria. 

En este momento en el que te llenas de energía positiva, sencillamente inspirado y motivado por hacer lo que te apasionada. Pero, ¿de qué verdaderamente te llenas? Te llenas de experiencia, gozo, logro, práctica, confianza, desarrollo, destreza, relajación, placer, disfrute, alegría, satisfacción, endorfinas, enfoque, realización, etc. Por ejemplo, cuando pasas tiempo con un ser querido lo observas, entiendes, aprecias y le atiendes con amor; lo mismo sucede contigo. Si tienes bien ubicado tu estado de flow, te llenas de tiempo de calidad con tu ser y de conocimiento interno.

El mismo Csíkszentmihályi, quien creció en un mundo de posguerra se preguntaba: ¿qué hace que la vida valga la pena? Ágilmente puede que la gente respondiera que el dinero, muchos más dirían su familia y sus amigos, otros encontrarían respuestas en la filosofía, en el arte, en la religión, en el deporte y en la misma ciencia. ¿Qué será si todos somos distintos?, ¿qué te hace sentir que realmente vale la pena vivir y que tienes una vida significativa?, la respuesta está en los momentos de éxtasis y de gloria.  

Si ahora sabes cuál es el tuyo, reconocerás que son esos momentos de flow y experiencia óptima en todas aquellas actividades en las que experimentes lo siguiente:

Atención, enfoque, concentración y compromiso en el proceso.

Claridad para saber exactamente qué hacer de un momento a otro, sin dudas ni miedos.

Retroalimentación inmediata, la cual contribuye a mantener el foco y el deseo de continuar.

La existencia se vuelve atemporal como si fuese suspendida y el tiempo desaparece, te olvidas de ti mismo en el proceso y las necesidades básicas, como comer o dormir, pasan a segundo plano.

Sientes que formas parte de algo más grande.

Es una actividad espontánea y quizás hasta automática, sin esfuerzo aunado de mucha pasión.

El auténtico placer de ser feliz mientras lo haces, el valor de hacerlo por el simple gusto de realizar la actividad.

Fluir: La psicología de las experiencias óptimas, Csikszentmihalyi.

Recuerda fomentar el estado de flow lo más posible en tu semana, ya que será una fuente interminable de energía positiva para ti y para los retos cotidianos. Sin duda, será una mejor manera de conocerte y reconocer a otros, pero sobre todo sabrás que tú mismo eres quien hace que esta vida valga la pena.

Vive feliz y experimenta tu flow.

marlen@proyectocam.com

proyectocam.com

@proyecto_cam

Proyecto Cam

998 2 42 83 65