INCLUISIÓN SOCIAL POR MEDIO DE LA TECNOLOGÍA

DSC_0018 (2).jpg

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el 2014, el 6.4% de la población en México reportó tener por lo menos una discapacidad. Las tres principales son: problemas para caminar o moverse, seguida por la discapacidad visual y, por último, la discapacidad auditiva.

En muchos países la exclusión es uno de los problemas que aquejan a la sociedad. Varios sectores se han preocupado y enfocado por erradicar esta lamentable situación con resultados favorables, en la mayoría de los casos. 

Hoy en día, el uso de la tecnología es una realidad que motiva grandes cambios sociales. Yo soy abogado, tengo discapacidad visual desde hace algunos años y dirijo la firma Gallbo. Somos especialistas en la reclamación estratégica de seguros y contamos con más de 20 años de experiencia. La tecnología cambió mi vida y la utilizo todo el tiempo; me permite ser independiente, desplazarme, enviar correos y mensajes de texto, realizar llamadas, ejercer mi profesión como abogado, pedir y contratar diversos medios de trasporte, entre muchas cosas más. La tecnología hace mi vida más sencilla, en lo personal y profesional.

En México, cada vez somos más los preocupados por generar educación y herramientas tecnológicas que sean aptas para las personas que vivimos con alguna discapacidad, es decir, que promuevan la inclusión.

Hace tiempo, una amiga me recomendó y me enseñó a utilizar la tecnología desarrollada por la empresa Apple: VoiceOver. Una herramienta que te permite saber qué sucede en la pantalla de tus dispositivos electrónicos y, al mismo tiempo, puedes controlarlos a través de tu voz. Este tipo de tecnología funciona por medio de voz, toques y desplazamientos; se convirtió en mi mejor aliada para llevar mi vida de manera normal. 

Debo confesar que al inicio me costó un poco de trabajo adaptarme, pero rápidamente lo logré. Era tal mi entusiasmo que, a base de práctica y esfuerzo, logré dominarla al punto de desarrollar, en conjunto con colaboradores de Apple, un curso dirigido a personas que tienen la misma discapacidad que yo. En dicho curso tuve la oportunidad de apoyar a los asistentes mediante la explicación y entrenamiento para el uso de la App. Utilizarla es complejo, ya que funciona a través de pantallas divididas en secciones, y dependiendo de la sección y del número de veces que toques o te desplaces, es la función que se activa. La realidad es que es cuestión de tener la disposición para aprender y de mucha práctica. 

Otro ejemplo que ha marcado mi vida, es la labor que desempeñamos en Fundación Markoptic, la cual me honro en presidir. en Markoptic, mediante la donación de dispositivos médico-tecnológicos: prótesis mecánicas de extremidades superiores y colchones vibradores para personas postradas, mejoramos la calidad de vida de los que más lo necesitan.

Sin duda, hay mucho por hacer y por desarrollar a favor de la inclusión, a través de la tecnología. Es labor y responsabilidad de todos luchar por promover una cultura que fomente el apoyo a las personas que más lo necesitan. 

Juntos lograremos tener un país incluyente en su totalidad.

www.fundacionmarkoptic.org.mx

info@fundacionmarkoptic.org.mx

01 800 509 1985

markopticporladiscapacidad

Captura de pantalla 2019-03-29 a la(s) 11.03.11.png


Manuel Humberto Gallardo

Presidente Fundador

Fundación MARKOPTIC