JUNTITIS AGUDA

AdobeStock_222938192.jpeg

Enfermedad Godínez

¡Buen día, mis Lics! Es un gusto saludarles. El día de hoy quiero tocar un tema con ustedes del que pocos hablan, pero que ninguno de nosotros estamos exentos. Existen múltiples enfermedades endémicas o que se reportan con mayor frecuencia en la comunidad de los oficinistas: estrés, túnel carpiano, ansiedad, adicción al trabajo – mejor conocido en inglés como workaholics -, por mencionar algunas. 

Pero hay una enfermedad que, a diferencia de las otras, es epidémica. Se infiltra silenciosamente en toda la oficina, altera la cultura corporativa, su ADN, y se esparce con mayor rapidez que la gripa: la juntitis. 

Esta enfermedad es más común de lo que piensas, pero afortunadamente tiene cura si se detecta a tiempo. Entre su sintomatología se encuentra el exceso de juntas, reuniones que no generan ningún resultado, pérdida de productividad, horas desperdiciadas y frustración de los empleados. 

Morfología del virus

Así como la gripa, viene en distintas presentaciones, formas y tamaño, la juntitis también tiene su propia morfología. Existen diversos tipos de este mal y, por supuesto, unas son peores que otras. A continuación, enumeraremos los tipos más comunes: 

1 Junta que pudo haber sido un correo 

En vez de enviar un breve correo y esperar a que el receptor lo lea en cuanto tenga disposición, ¡ah no!. Se gestiona una reunión, se ocupa un espacio común y se pierde más de 10 veces el tiempo de lo que pudo haber tomado.

2 Junta de elevador - benigna

Si bien no están planeadas ni agendadas, suelen comunicarse mensajes muy efectivos por el requerimiento de síntesis de estas. Como tip personal, por favor, se los ruego, nunca hablen del clima en este tipo de junta. 

3 Junta del Cartel

Tú estás trabajando a gusto, de pronto te llaman de una sala de juntas. Sin darte cuenta, ya estás secuestrado en una junta. Nadie sabe de tu paradero y tú no sabes cuándo te soltarán tus captores. 

4 Junta del Siglo

No por su importancia, sino por su duración; parece que duran una eternidad. Suelen ser impartidas por maestros – como mi jefe - en el arte de doblar tiempo y espacio, desafiando las leyes de la física y he sido testigo de cómo pueden convertir una hora en tres.


5 Junta Concierto

Este tipo es de los más agresivos y malignos. Son aquellas juntas que se convoca a tal cantidad de gente que la sala de juntas parece el Estadio Azteca.


6 Junta Fantasma - benigna  (y mi favorita)

Es la junta que te inventas en tu Outlook para bloquear espacio y que te proteja de que te agenden juntas a esas horas. 

Tratamiento y cura

La buena noticia, mis Lics, es que existe cura para este mal, pero el primer paso para sanar está en reconocer que tenemos el problema. Después, viene el tratamiento, el cuál funciona también como prevención. 

Los expertos suelen dar las siguientes indicaciones:

Antes de convocar a una junta, pregúntate dos veces si es verdaderamente necesaria.

Antes de invitar a alguien – o tu asistir a una – plantéate bien el rol que ocupará esa persona.

Tener bien claro el objetivo de la junta: ¿cuál es el resultado que debe haber al final de la junta para considerarla exitosa?

Definir los puntos de la junta y marcar los tiempos para cada punto.

Así que ya saben qué hacer antes de convocar o asistir a la próxima junta.

Me despido que ya está por terminar la junta ‘del Siglo’, desde la cual aproveché para hacer el súper en línea, pagar tarjetas, reflexionar sobre la vida y la muerte y escribirles este breve artículo. 

¡Saludos Cordiales! 

licgodinezmx@gmail.com

licgodinezmx

lic.godinez




Códigos respaldo