MICROMOVILIDAD: CÓMO EVITAR EL TRÁNSITO Y DIVERTIRSE EN EL INTENTO

action-adult-blur-1379374.jpg

La micromovilidad es una alternativa viable y necesaria en ciudades grandes y caóticas. Además, ¡puede ser divertida!

La llamada micromovilidad es un tema que resulta fascinante. Se trata de un conjunto de soluciones de transportación urbana para distancias cortas, aquellas que son caminables, pero toman quizá una media hora o veinte minutos en llevarse a cabo.

Desde el año pasado, este concepto explotó con la proliferación de los scooters, pero ya se veía venir una tendencia clara hacia medios alternativos de transporte, como por ejemplo, las bicicletas. Últimamente apareció el llamado dockless, que implica que el vehículo no esté atado a un soporte o dock, simplemente se toma o se deja en cualquier lugar.

Desde 2010, en distintas ubicaciones de la Ciudad de México, están disponibles varios sistemas de bicicletas compartidas en diferentes ciclo-estaciones. En 2015, apareció un modelo de renta de motos eléctricas convertidas. Después, en 2018 se sumaron otras iniciativas de bike-sharing con diferentes modelos de negocio que incorporaban el concepto de dockless y de asistencia al pedalear usando motores eléctricos. 

También aparecieron los scooters, las patinetas eléctricas que están haciendo furor en todo el mundo. Como las startups de bicis antes que ellas, las startups de scooters capturaron la imaginación y las billeteras de los inversores de riesgo y han conseguido inversiones millonarias en dólares. 

Estas nuevas formas de transporte comparten algunas características:

1. Usan energía eléctrica, disminuyendo la contaminación y el ruido.

2. Requieren de smartphones, GPS, wifi y tarjeta de crédito para utilizarlas; además, funcionan dentro de áreas acotadas. 

3. Generan un interesante negocio para los “cargadores”, personas que se dedican a recoger aparatos usados, cargarlos por la noche y dejarlos disponibles para su uso a la mañana siguiente.

4. Por último, pero no por eso menos importante, ¡son muy divertidas de usar!

Pero no todo es positivo en el mundo de la micromovilidad. Hay un tema no menor a considerar aquí, que es la seguridad. 

Al ser un tema relativamente nuevo, no existen todavía muchos estudios sobre ello, pero ya se ven tendencias preocupantes. De acuerdo a investigaciones, los usuarios de scooters se están viendo involucrados en accidentes serios. Al final, no hay una estructura que te proteja si te caes o chocas con algo o alguien y las velocidades que se alcanzan (arriba de los 20 km/h) son más que respetables.

Otro asunto es la falta de regulación en la mayoría de los mercados donde operan estos servicios, aunque ya hay iniciativas importantes en el tema.

Así mismo, existe un impacto en las ciudades, ya que se genera un tiradero en las calles al acumularse las bicicletas o los scooters que se dejan en cualquier lado. Muchas veces no hay carriles específicos para este tipo de vehículos y los usuarios no respetan las banquetas o a los peatones, lo que obviamente genera molestias.

Me imagino que en el futuro cercano veremos más caminos exclusivos para bicis o scooters, más orden, zonas dedicadas para dejarlos y mecanismos para garantizar el uso del casco y otras medidas de seguridad.

despiga@cepasafedrive.com

(+52) 9000 2088

www.latam.cepasafedrive.com

CEPA International

CEPA SAFE DRIVE 

cepasafedrive

 @CEPASafeDrive





Códigos respaldo