JAMÓN DE BELLOTA 100% IBÉRICO

DEHESA 959_CONSORCIO DE JABUGO.jpg

TESORO GASTRONÓMICO

El jamón de bellota 100% ibérico es, sin duda alguna, uno de los grandes tesoros de la dieta mediterránea. Su elaboración obedece a una tradición artesanal en la que procesos como la salazón, asentamiento, sudado y curación en bodegas son realizados y supervisados por expertos que cuidan hasta el más mínimo detalle, sabiendo que cada pieza obtenida es única e irrepetible. Además de ser un verdadero manjar, el jamón ibérico de bellota ejerce, hoy en día, como uno de los máximos abanderados de la gastronomía española.

Disfrutar del mejor jamón ibérico pasa por entender el origen y mimo con el que se trata al cerdo ibérico, una raza singular que disfruta de su condición en las dehesas más maravillosas del sur de España.

El mejor jamón del mundo procede del cerdo ibérico, una raza de cerdo autóctona que nace y crece en un entorno natural idílico, la dehesa. Este hábitat le proporciona una alimentación rica y equilibrada, a base de bellota y pastos, que resulta clave en la calidad organoléptica de su carne. En las dehesas, situadas en la Sierra de Huelva, los jamones y paletas más famosos del mundo se curan de forma natural. A 700 metros de altitud, recibiendo los fríos vientos del norte durante el invierno y las suaves temperaturas del verano. En Jabugo (Huelva), en el Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, un pueblo con un microclima privilegiado, idóneo para la curación del jamón de bellota 100% ibérico con una sincronía perfecta entre el proceso de curación que atempera, fija y potencía la textura y el sabor que lo distingue.

Un jamón para los paladares más selectos, el jamón de bellota 100% ibérico es fruto de una combinación perfecta: raza (cerdos 100% ibéricos), bellota (los mejores cerdos del mundo disfrutan de la montanera, alimentándose con las bellotas que ellos mismos seleccionan en dehesas de encinas centenarias), Jabugo (donde yace la leyenda, la tradición y el ritual del proceso de elaboración del jamón ibérico) y selección (maestros jamoneros con un verdadero patrimonio de dedicación y búsqueda del perfeccionamiento transmitido de padres a hijos). La óptima alimentación y el continuo ejercicio del cerdo 100% ibérico en libertad en las dehesas contribuyen a la formación de sus músculos, con la proporción perfecta entre carne y grasa necesaria; para formar el veteado único característico que distingue la calidad organoléptica del jamón de bellota 100% ibérico, producto gourmet por excelencia que destaca por su gran sabor, complejidad aromática, persistencia en boca, delicada textura y su color rojo púrpura.

CÓMO DISTINGUIR UN BUEN JAMÓN DE BELLOTA 100% IBÉRICO

Apariencia externa

Medidas de modelo: Está claro que la raza ibérica presume de esqueleto estilizado y alargado, de pezuña fina (suele ser negra, no es exclusiva de la raza) y caña estrecha.  Como rasgo distintivo, el cuero del jamón está cortado en forma de “V”. La cara externa está recubierta por una gruesa capa de grasa que protege su carne y nos habla de su alimentación. Los cerdos 100% ibéricos criados en libertad en amplias dehesas a base de bellotas y hiervas, contienen niveles más altos de ácido oleico. El color de la grasa nos indica el tiempo de curación y la calidad de la pieza. La cara interna muestra flora micótica, rasgo inequívoco de su curación natural. 

Si lo hermanamos a la cata de vinos podemos distinguir por los ojos: grasa brillante y fluida, de textura delicada y carne que va del rojo intenso al color púrpura. En nariz por su aroma evoca un sinfín de matices (madera, castaña, tostado, vainilla). En boca por su gran persistencia, sabor delicado y exquisita textura, ideal para armonizarlo con otro producto con denominación como un vino español.

El jamón de bellota 100% ibérico es una exquisita mezcla de aromas y sabores únicos que constituyen un auténtico placer para los sentidos y estas cosas pocas veces son fruto de la casualidad. Multitud de jamones de bellota 100% ibéricos salen cada año de las bodegas de Jabugo, hacia diversos rincones del planeta: dos terceras partes se quedan en España, para abastecer algunos de los mejores restaurantes del país y el resto viaja a lo largo del mundo para el deleite de los mejores catadores. 


Irene Cañadas

Directora de Marketing

Consorcio de Jabugo S.L.U.