CRÉDITO: EL IMPULSO QUE NECESITAN LAS PYMES

AdobeStock_202121268.jpeg

En México hay más de cinco millones de unidades económicas, de las cuales el 98 por ciento son pymes y microempresas; representando el 52 por ciento del Producto Interno Bruto y ocupando el 72 por ciento de la planta laboral.

Hace pocos años, estas eran algunas de las características de las pymes:   

  • Empresas familiares.

  • Enfocadas a vender lo producido.

  • Con tecnología modesta, artesanal u obsoleta.

  • Ocasionalmente vendían a grandes empresas.

  • Tenían dificultades para cumplir con pedidos grandes.

  • Su administración imitaba a la de las grandes empresas.

  • Alta rotación de personal.

  • Dificultad para acceder a financiamientos baratos.

Hoy en día las pymes han hecho su propio esfuerzo modificando y reorientando su actual forma de operación, a través del establecimiento de alianzas y asociaciones, la innovación y el desarrollo tecnológico, el desarrollo de nuevos procesos de producción y la creación de la cultura de cambio hacia la excelencia.

Con lo anterior, se está logrando que las pymes tengan:

  • Asociaciones con grandes empresas a nivel mundial.

  • Un enfoque para producir lo que el mercado requiere.

  • Alta tecnología.

  • Alianzas que aseguran el mercado y la inserción a cadenas de valor.

  • Una administración flexible, horizontal y de acuerdo a su tamaño.

  • Planeación de producción, tecnología adecuada y organización flexible.

Las pymes necesitan impulsar su crecimiento mediante la obtención de créditos adecuados a sus necesidades, tanto en relación al destino como al plazo de pago y tasa de interés.

Principales necesidades de financiamiento en las pymes:

Capital de trabajo

  • Adquisición de materias primas.

  • Adquisición de insumos, partes y refacciones.

  • Pagos de mano de obra y gastos 

  • de fabricación.

  • Inventarios incrementales.

  • Financiamiento a clientes.

  • Pre exportación y exportación.

Activos fijos

Adquisición, construcción o ampliación de bodegas, locales o naves industriales.

Adquisición, acondicionamiento o instalación de maquinaria, equipo de transporte, mobiliario y equipo de oficina.

Reestructuración de Pasivos

  • Pago de créditos caros.

  • Ampliación del plazo de pago.


Uno de los factores a considerar al planear la obtención de un crédito es la adecuación, es decir, la compatibilidad de los tipos de fondos empleados en relación con la naturaleza de los activos financiados.

Desde el punto de vista de las instituciones financieras, existen cinco elementos clave respecto al acreditado para el otorgamiento del crédito a las pymes:

1. Solvencia económica: qué tanto vale el negocio y a cuánto ascienden sus activos y capital. 

2. Solvencia moral: un buen historial crediticio de la pyme y del principal accionista.

3. Capacidad técnica: perfil del negocio, antigüedad, giro de la empresa y experiencia del accionista.

4. Capacidad de pago: flujo de efectivo suficiente para pagar lo que debe más lo que está solicitando.

5. Garantías: dependiendo de los puntos anteriores, puede ser obligado solidario, prendaria o hipotecaria.

Apoyando a las pymes, en Grupo Financiero Unicco, nos distinguimos por ofrecer el crédito adecuado a nuestros clientes, nos ajustamos a sus necesidades, ofreciéndoles tasas fijas o variables muy competitivas y flexibilidad en los pagos. 

Contamos con el crédito en cuenta corriente, el cual está enfocado en financiar clientes cuyas actividades de producción, prestación de servicios y comercialización requieren de financiamiento a corto plazo para capital de trabajo, de manera inmediata y permitiendo varias disposiciones de forma revolvente con el fin de no interrumpir su actividad productiva ni su flujo de efectivo. También tenemos el crédito simple, un crédito flexible a mediano plazo que puede utilizarse para financiar el capital de trabajo o inversiones en activo fijo o bienes de capital.

Captura de pantalla 2019-09-23 a la(s) 14.53.28.png

Alfonso García Romo

Director Regional Noreste

Grupo Financiero Unicco