EQUIDAD DE GÉNERO LABORAL: AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR

AdobeStock_101170550.jpeg

Más que una táctica empresarial, la equidad de género y la inclusión son conceptos que ni siquiera deberían ser tema en el mundo laboral. Los puestos más cotizados tendrían que ser para los mejores candidatos, los más preparados y los que tienen el mayor potencial y las habilidades para generar resultados. Considerar si se trata de un hombre o mujer, o si está en sus veintes, treintas, cuarentas, cincuentas, etc., son factores circunstanciales y no elementos clave.  


El conjunto de tus contratados crea tus resultados

La intención detrás de esta premisa no es lanzar juicios de valor ni ponernos en plan puritano, es meramente una cuestión de estrategia. Plantear objetivos significativos y establecer prácticas efectivas para conseguirlo, requiere de talento e innovación. Eso es justamente lo que se logra al quitar la barrera de género, edad y/o preferencia sexual para transformarla en una oportunidad empresarial con la cual ganar perspectiva, ajustes creativos y mejor posición en el mercado.

¿A qué le tiras?

Los equipos de trabajo de alto desempeño se componen de talentos individuales en sinergia. Se trata de encontrar y reclutar a aquellos candidatos que no solo ejecuten acciones, sino establezcan metas. 

Para formar un equipo ganador, es importante no caer en el cambio por el cambio, o en el equilibrio de género por conveniencia social, sino ver a la persona en su totalidad, creer en las habilidades de fondo, buscar respuestas efectivas a las tendencias y una transformación significativa. 

Recuerda que la diferencia entre una empresa que trasciende y otra que fracasa es su capacidad de adaptarse. Y tú, ¿cómo estás reaccionando?


Déjanos ser tus aliados estratégicos y llevar a tu empresa al siguiente nivel. 

¡Contáctanos!

servicio@humaniq.com.mx

Llámanos al (55)4123-413