Socio IOS

JORGE BECKER UN TESTIMONIO DE FUERZA Y HUMILDAD

“Desde hace poco más de siete años dejé de ser empleado para emprender. Al dejar la comodidad de la quincena, dejé de tener un horario fijo y se derrumbaron algunos lastres burocráticos; que son naturales en las corporaciones. Como resultado, comencé a tener más tiempo libre.