Agnes

ECOSISTEMA STARTUP

Vivimos en un tiempo en el que pasamos la mayoría del día mirando a una pantalla, es evidente que nuestro cuerpo no fue creado para esto. Con solo 20 minutos de trabajo en tu computadora, tus ojos se comienzan a irritar, secar o hasta llorar. Algunas personas batallan para visualizar objetos finos mientras otras reportan dolores de cabeza, cuello y espalda. 

Códigos respaldo