Inverprest

DIVIDE Y VENCERÁS

Los capitales que arriban a las economías para generar una inversión directa representan oro molido para el país que las recibe. Son capitales de riesgo: están jugándose el todo por el todo en proyectos de largo plazo que generarán riqueza y empleo en su destinatario. Todos los países están ansiosos por recibirlos y la competencia por ellos es brutal.